La actualidad de todo Vall d'Hebron

El Ayuntamiento de Barcelona premia un programa innovador de Vall d’Hebron para combatir el estrés de sus profesionales

Martes, 12 Febrero, 2019

El Ayuntamiento de Barcelona ha entregado este lunes el 13º Premi Ignasi Fina al Hospital Universitario Vall d’Hebron. Lo ha hecho en reconocimiento al programa de mindfulness que aplica el centro para atender a las y los profesionales que trabajan en el campo de la medicina intensiva, habitualmente sometidos a situaciones de estrés emocional e interpersonal. Situaciones que pueden acabar desembocando en el síndrome del trabajador quemado. La Dra. Rosa Maria Gràcia y el Dr. Alfonso Ayora han probado que el entrenamiento de recursos individuales para afrontar estas situaciones permite aumentar la resilencia, la flexibilidad cognitiva y la autoconsciencia del personal sanitario.

El Ayuntamiento de Barcelona ha otorgado a un programa pionero de Hospital Vall d’Hebron el 13º Premio Ignasi Fina de Salud Laboral 2018. Esta distinción es un reconocimiento a la mejor experiencia de actuación en la prevención de riesgos psicosociales que afecte la salud de los trabajadores de instituciones con sede en la ciudad de Barcelona. El jurado, formado por el Consejo Asesor de Salud Laboral del Ayuntamiento de Barcelona, ha escogido un programa liderado por la Dra. Rosa Maria Gràcia Gonzalo, medica adjunta del Servicio de Medicina Intensiva y parte del grupo de investigación Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación (SODIR), y el Dr. Alfonso Ayora Ayora, médico adjunto de la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de Vall d’Hebron. Es un reconocimiento a su labor por implementar y evaluar un programa de mindfulness en los profesionales del servicio de Medicina Intensiva del Hospital. Pronto el programa estará disponible a todo el personal del hospital como un curso de formación del Aula Vall d’Hebron.

El acto de entrega tuvo lugar en el Salón de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, donde la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, i la comisionada de Salud y Diversidad Funcional, Gemma Tarafa, otorgaron el premio a la Dra. Rosa Maria Gràcia y el Dr. Alfonso Ayora.

El Premio Ignasi Fina, dotado con 6.000 euros, se instauró en memoria del regidor de este nombre para distinguir a aquellas empresas e instituciones que implementan nuevos sistemas, acciones o medidas de prevención. El galardón apuesta por el valor añadido i la innovación en el ámbito de la salud laboral y en las últimas ediciones, ha hecho énfasis en riesgos psicosociales como la ansiedad, la depresión o el desgaste laboral, que afectan la calidad de vida de la persona y afectan su trabajo.

El trabajo premiado de la Dra. Gràcia y el Dr. Ayora es un paso adelante para incrementar los recursos para enfrontarse a las situaciones complejas que pueden darse en el día a día del personal sanitario, y que a lo largo del tiempo lo predisponen al desgaste profesional. En el ámbito de la Medicina Intensiva este riesgo es particularmente alto. Es por ello, que el equipo decidió desarrollar el estudio piloto para evaluar la aplicación de técnicas mindfulness en este sector profesional. Éste es el gran mérito del proyecto, “se ha hecho una intervención, se ha evaluado y se ha visto que sí que tiene un impacto positivo sobre el personal que ha participado en el programa”, comenta la Dra. Gràcia. “Nuestro trabajo en la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales, atendiendo a los trabajadores y cuidando de su salud, creemos que necesita de esta herramienta tan enriquecedora” dice el Dr. Ayora. Y añade: “Nuestra salud es única, no se puede desvincular la salud personal de la laboral, el mindfulness puede encajar perfectamente en este concepto porque nos ayuda con las dos”.  

 

¿En qué consiste el Programa de Mindfulness de Vall d’Hebron?

 

El mindfulness, o atención plena, es un concepto de raíces orientales que hace referencia a la capacidad que tenemos todas las personas de estar conscientes y prestar atención de una manera deliberada y libre de juicios a la experiencia presente, sea la que sea. Se entrena dirigiendo la atención tanto al entorno como al estado interno (sensaciones, emociones y sentimientos) con una actitud de curiosidad y libre de crítica interna.

Al margen del bienestar que proporciona el hecho de detenerse y concentrarse en un único objetivo, la práctica puede ayudar a los profesionales a conocer su actitud, posibilitándoles así actuar de manera deliberada y ajustada frente a las diversas situaciones. En la actualidad es una práctica utilizada en psicología clínica y psiquiatría.

El programa premiado tuvo una durada de ocho semanas. Se hacía una propuesta semanal de varios ejercicios en forma de meditación guiada breve, de entre 5 y 10 minutos. Unas prácticas especialmente diseñadas para que los sanitarios pudiesen desarrollar sus herramientas internas para combatir el estrés y el impacto emocional diario que viven en las unidades de Medicina Intensiva.

Las actividades se entregaban a los participantes vía WhatsApp, un medio con el cual, según la Dra. Gràcia “permite que te sientas parte de una comunidad, pero al mismo tiempo te proporciona flexibilidad para practicar las actividades cuando te va mejor a lo largo del día”. La actividad además consiguió que “gente de toda la Unidad, personal médico, enfermería, técnicos auxiliares de enfermería y celadores, tuviesen un mismo propósito sin los roles del trabajo. Con esta práctica se hizo evidente, una vez más, que las personas no somos tan diferentes las unas de las otras. Cada uno, con sus particularidades, nos alegramos y sufrimos por circunstancias muy similares”.

Los resultados demuestran que la experiencia tiene efectos positivos reduciendo el cansancio emocional de los participantes y, sobre todo, ayudando al personal a tomar conciencia de ellos mismos y su actitud ante el trabajo. Al mismo tiempo, el trabajo prueba la viabilidad de aplicar las técnicas de mindfulness adaptándose a las peculiaridades laborales del mundo hospitalario. El valor más importante del estudio ha sido aportar y desarrollar una intervención para reducir el desgaste profesional entre el personal hospitalario con la utilización de técnicas milenarias combinadas con la tecnología del siglo XXI. La Dra. Gràcia y el Dr. Ayora nos anuncian que en breve “la aplicación se ofrecerá como un curso de formación para todo el hospital”.

Los resultados del programa piloto de mildfuness en el Servicio de Medicina Intensiva han quedado recogidos en un artículo científico que ya ha sido aceptado para su publicación en la revista Medicina Intensiva, la publicación de referencia en castellano de la Sociedad de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias.

 

Créditos de foto: Ajuntament de Barcelona

 

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dr. Ricard
Ferrer Roca
Jefe de Servicio
Medicina Intensiva
Dr. Álvaro
García Del Campo
Médico
Medicina Intensiva
Dr. Marcos
Pérez Carrasco
Médico
Medicina Intensiva
Dr. Juan Carlos
Ruiz Rodríguez
Médico
Medicina Intensiva
Investigador Principal
Shock, disfunción orgánica y resucitación
Dr. Jordi
Riera del Brío
Médico
Medicina Intensiva
Investigador Principal
Shock, disfunción orgánica y resucitación
Sra. Mªluisa
Angles Mellado
Enfermero/a
Unidad Básica de Prevención de Riesgos Laborales
Sr. Cristian
Torres Salguero
Enfermero/a
Medicina Intensiva
Noticias y actividades