La actualidad de todo Vall d'Hebron

El Dr. Carlos Molina recibe el Premio Espíritu de la Excelencia que reconoce su compromiso con el paciente con ictus

Martes, 16 Marzo, 2021

El Dr. Carlos Molina, jefe del grupo de investigación en Ictus de Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) y jefe de sección de Neurología-Unidad de Ictus del Hospital Universitari Vall d'Hebron, ha recibido hoy en persona el premio Espíritu de la Excelencia, que entrega la Iniciativa Angels en España, con el propósito de mejorar la calidad y los tratamientos de los pacientes con ictus. El galardón destaca, entre otras cosas, cómo la Unidad de la Ictus de Vall d'Hebron incrementó el uso de las tecnologías para atender con total seguridad y calidad a los pacientes en tiempos de pandemia.

 

 

El Dr. Carlos Molina,  jefe del grupo de investigación en Ictus de Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) y jefe de sección de Neurología-Unidad de Ictus del Hospital Universitario Vall d'Hebron, ha recibido hoy el premio Espíritu de la Excelencia, que entrega la Iniciativa Angels en España, un proyecto europeo no promocional y sin ánimo de lucro, creado por Boehringer Ingelheim y que cuenta con el apoyo de la Organización Europea del Ictus y la Organización Mundial del Ictus. Su propósito es mejorar la calidad y el manejo del paciente con ictus. Este premio se otorgó en el Congreso ESO-WSO-2020, que cada año convoca la Organización Europea del Ictus y la Organización Mundial del Ictus. Pero a causa de la pandemia de la COVID-19, esta edición, que tendría que haber tenido lugar en Praga el pasado noviembre, se celebró de manera virtual y los organizadores no pudieron entregar el premio en persona al Dr. Molina.

Cada seis según una persona muere de un ictus

Desde hace una década, el Hospital Universitari Vall d’Hebron atiende unos 1.400 ictus cada año. Hasta la llegada de la COVID-19, era la segunda causa de muerte al mundo. Cada año mueren 6 millones de personas a causa de un ictus y es la primera causa de discapacidad en adultos. Para tratar a los pacientes y agilizar la asistencia, en 2016, el Dr. Molina creó la Unidad del Ictus, pionera en el Estado. Este premio reconoce la excelencia en la atención del ictus de Vall d’Hebron. Igualmente, valora el trato con los pacientes y la creación de un equipo que mejora la calidad de los tratamientos.

El galardón destaca la energía, la capacidad de innovar y motivación del Dr. Molina en la mejora de la atención al paciente con ictus. También reconoce cómo su equipo ha tratado el ictus durante la pandemia de la COVID-19. "En la primera oleada aprendimos a ser más eficientes en la mejora continua de la atención. Y, en la segunda y tercera oleada, seguimos siendo proactivos y colaborando con la Atención Primaria para ofrecer una mejor asistencia a los pacientes. Hemos acelerado el despliegue de soluciones digitales, como por ejemplo, Farmalarm, que nos acercan a los ciudadanos y mejoran su atención, siempre teniendo en cuenta sus necesidades y expectativas", explica el Dr. Carlos Molina.

La crisis del coronavirus  ha empujado al sistema sanitario a pensar soluciones para afrontar a los nuevos retos de la pandemia. Para hacer el seguimiento de los pacientes infectados por coronavirus que reciben el alta y todavía requieren control, el Hospital Vall d’Hebron adaptó Farmalarm, una herramienta desarrollada en el Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) en 2015 con la participación de pacientes de la Unidad del Ictus. Con ella, el personal médico puede tener en todo momento controlado al paciente. Se le facilita un pulsioxímetro que permite medir datos claves para valorar su evolución, las constantes vitales o la frecuencia respiratoria, por ejemplo, que diariamente se introduce en la aplicación.

Con la creación de la Unidad del Ictus han logrado mejorar los tiempos de asistencia, gracias a la creación de una red de intercomunicación y un tratamiento ágil. “Ahora, tenemos margen de mejora en el seguimiento de los pacientes”, comenta. Precisamente, cuando un paciente sufre un ictus isquémico agudo o un accidente isquémico transitorio, tiene un riesgo de un 15% de volver a tener un nuevo ictus en las primeras semanas. Una de las líneas de investigación del Dr. Molina busca evitar que se produzcan nuevos episodios. Un estudio, co-coordinado y liderato por la Unidad de Ictus de Vall d’Hebron, ha mostrado recientemente que el uso conjunto de la aspirina con el fármaco ticagrelor es capaz de reducir tanto un nuevo ictus como la discapacidad derivada de este en los primeros 30 días en comparación con la aspirina sola, el tratamiento habitual.

Belén Velázquez, consultora de la Iniciativa Angels en España, ha reconocido la capacidad del Dr. Molina y su equipo para promover el aprendizaje y empoderar a las profesionales de enfermería, que tienen un papel fundamental en el tratamiento del ictus.

Un premio de todos

Para concluir , el director asistencial del Hospital Universitario Vall d’Hebron, Dr. Antoni Roman, ha reconocido “el excelente trabajo y compromiso del Dr. Molina”. En su parlamento, ha rememorado sus inicios en el Hospital Universitario Vall d’Hebron. “Recuerdo como me impactó la visita a los pacientes con secuelas por ictus en una de las primeras rondas que hice”, ha dicho. “Pero de esto hace 40 años y la neurología ha dado pasos de, aún así aliento a los jóvenes sanitarios a seguir innovando”, ha añadido.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Sra. Pilar
Meler Amella
Supervisora de Enfermería
Sra. Olga
Miñarro Agüero
Enfermero/a
Ictus y Hemodinámica Cerebral
Dra. Estela
Sanjuan Menendez
Enfermero/a
Ictus y Hemodinámica Cerebral
Investigador
Biología Vascular y Metabolismo (VAM), Enfermedades neurovasculares
Sra. Ángela
Palacino Pleguezuelos
Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería
Ictus y Hemodinámica Cerebral
Sr. Wifred
Llopis Miró
Fisioterapeuta
Ictus y Hemodinámica Cerebral