La actualidad de todo Vall d'Hebron

El Equipo NIDCAP del Servicio de Neonatología ha organizado una jornada de comunicación en perinatología

L’Equip NIDCAP del Servei de Neonatologia organitza una jornada de comunicació en perinatologia
Miércoles, 21 Noviembre, 2018

El 15 de noviembre tuvo lugar una jornada formativa en comunicación para personal sanitario de Obstetricia y Neonatología, organizada por el Equipo NIDCAP del Servicio de Neonatología de Vall d’Hebron. Los expertos destacaron la relevancia de una buena comunicación y trato personalizados con los familiares y los neonatos, así como entre los profesionales. 

 

 

 

El 15 de noviembre tuvo lugar una nueva jornada formativa organizada por el equipo NIDCAP (Programa Individualizado de Atención y Cuidado del Desarrollo en Neonatos) del Servicio de Neonatología de Vall d’Hebron. La jornada, dirigida a profesionales de diferentes disciplinas que intervienen en el periodo perinatal como enfermería pediátrica y obstétrica, comadronas, pediatras, obstetras, psicólogos y trabajadores sociales, contó con la asistencia de cuarenta profesionales, todos ellos interesados en reflexionar y mejorar sus conocimientos sobre comunicación en perinatología.

La jornada fue una más del Centro de Formación NIDCAP de Barcelona, formado por profesionales del Hospital Vall d’Hebron y el Hospital Dr. Josep Trueta que, junto con el Hospital 12 de Octubre de Madrid, son los únicos centros de España acreditados para formar a profesionales de otros hospitales en este tipo de atención neonatal que valora el papel activo de los padres en todo el proceso, acompañados de profesionales.

Esta jornada se focalizó en la comunicación en el periodo perinatal y el impacto que esta genera en las familias y en los profesionales. Las exposiciones teóricas se complementaron con talleres en los que se reflexionaba y se ponían en práctica las habilidades comunicativas.

El Equipo NIDCAP invitó para ello a personas expertas en el campo de la comunicación. La mañana empezó con una ponencia de Ferrán Ramón-Cortés, especialista en comunicación personal, director del Institut 5 Fars y colaborador frecuente en Catalunya Radio y El País. Le siguió el coloquio de María Emilia Dip, Psicóloga Perinatal de Vall d’Hebron y una de las creadoras del Projecte Germans, un programa de atención a los hermanos de los neonatos para ayudarles a entender la situación familiar y hacerles partícipes, contribuyendo así a reducir el estrés de las familias de los recién nacidos ingresados. Los dos profesionales impartieron más tarde un taller sobre comunicación. Ya por la tarde, la psicóloga, enfermera y escritora, Mercè Conangla, fundadora y vicepresidenta de la Fundació Àmbit y directora del Instituto de Ecología Emocional, habló sobre el arte de mantener una buena comunicación en los equipos de trabajo, e Isabel Cordon, del Instituto de Ecología Emocional, impartió un taller sobre este tema.

A lo largo de todo el día se insistió constantemente en la necesidad de cuidar las tres vías de comunicación.

La primera de ella con los padres, ya que, como señalan los expertos, la familia debe verse como parte del equipo de cuidados del recién nacido. Por esta razón, el personal sanitario debe ser consciente de la situación estresante por la cual está pasando la familia, y ayudar a que esta experiencia no condicione la vinculación madre-hijo. La psicóloga María Emilia Dip recordó a los asistentes que en su trabajo están tratando con personas que se encuentran en uno de los períodos más especiales de sus vidas, y que, por tanto, la comunicación se debe cuidar mucho. Asimismo, hizo hincapié en la idea de individualizar la relación con los pacientes. Por su parte, Ferran Ramón Cortés insistió en que a la hora de comunicarse no sólo es importante el mensaje, sino la manera en el cómo se hace llegar.

La segunda vía de comunicación debe de ir dirigida precisamente a los neonatos. “Los bebés tienen consciencia y, por tanto, comunican”, fue una de las ideas más repetidas a lo largo de la jornada, en la cual se insistió en la necesidad de cuidar la comunicación con los neonatos. El recién nacido, por muy prematuro o muy pequeño que sea, también se comunica con su conducta. Y es través de la observación de la conducta cómo un cuidador entiende lo que realmente le gusta o le estresa al recién nacido. De este modo, el cuidador puede adaptar su propia conducta a las necesidades individuales del recién nacido.

La tercera vía de comunicación es aquella que se establece entre los profesionales que atienden a los recién nacidos y las familias. Esta comunicación debe estar regida por el cuidado y el respeto para mejorar el trabajo en equipo, que es una de las claves de una buena atención en perinatología.

Comparte este contenido
 
Noticias y actividades