La actualidad de todo Vall d'Hebron

El programa de cirugía mínimamente invasiva neonatal ha tratado a más de 50 pacientes menores de un mes

cirurgia mínimament invasiva neonatal
Viernes, 26 Junio, 2020

Vall d’Hebron es uno de los tres centros del Estado asociado a ERNICA, la red europea de referencia para enfermedades digestivas y gastrointestinales hereditarias y congénitas poco frecuentes.

Más de 50 pacientes menores de un mes de vida con patologías quirúrgicas de alta complejidad han sido tratados por el programa de cirugía mínimamente invasiva, creado en Vall d’Hebron hace tres años. El Servicio de Cirugía Pediátrica, la Unidad de Cirugía Neonatal, el Servicio de Neonatología y el Servicio Anestesiología Pediátrica trabajan de forma conjunta en el abordaje de estos pacientes recién nacidos, que requiere un alto grado de experiencia por parte del equipo médico difícil de lograr en centros con menor volumen asistencial.

El programa de cirugía mínimamente invasiva neonatal de Vall d’Hebron ha atendido, desde su creación en 2017, a veinte pacientes con atresia de esófago –el más pequeño pesaba 950 gramos–, una enfermedad poco frecuente que afecta a uno de cada 2.500 neonatos y se caracteriza por la formación incompleta del esófago. También ha operado a quince pacientes con hernia diafragmática congénita, que afecta a cinco de cada 10.000 neonatos; dos pacientes con quiste de colédoco (en las vías biliares) y siete con atresia duodenal, que se caracteriza por un desarrollo inadecuado del intestino delgado que hace que no esté abierto y no pueda permitir el paso de los nutrientes al estómago. Además, ha operado a menores con otras patologías complejas.

“La cirugía mínimamente invasiva neonatal supone un reto quirúrgico y anestésico, por la dificultad técnica de trabajar en espacios muy pequeños, con enfermedades poco frecuentes y complejas y con un paciente especialmente frágil, como es el neonato”, expone el Dr. Manuel López, cirugía pediátrico. El Hospital Universitario Vall d’Hebron es desde principios de año uno de los tres centros de todo el Estado asociado a ERNICA, la red europea de referencia para enfermedades digestivas y gastrointestinales hereditarias y congénitas poco frecuentes, entre las cuales destacan la atresia de esófago y la hernia diafragmática congénita. Uno de los objetivos prioritarios de ERNICA es facilitar que los pacientes puedan acceder en los centros de alta calidad y experiencia en el tratamiento de estas enfermedades. Forman parte de la red veinte hospitales de diez países europeos, entre ellos el Karolinska (Suecia), los hospitales Robert Debré y Antoine Béclère (Francia) y la Azienda Ospedaliera di Padova (Italia). Realizar estas intervenciones con cirugía mínimamente invasiva a pacientes recién nacidos permite una mejor recuperación, produce menos dolor, reduce las secuelas a largo plazo (como por ejemplo cicatrices, deformidades torácicas, escoliosis, etcétera) y mejora la precisión y visualización de estructuras de pequeño tamaño.

Ocho pacientes recién nacidos intervenidos durante la pandemia de coronavirus

Dentro del Servicio de Cirugía Pediatrica, las unidades de Cirugía Neonatal y de Cirugía Oncológica Pediátrica han mantenido una actividad casi normal durante la pandemia de coronavirus a causa de la complejidad del paciente que tratan. Desde el inicio del estado de alarma, el 14 de marzo, han operado a ocho pacientes de cirugía neonatal. Cuatro intervenciones se han realizado con cirugía mínimamente invasiva: en concreto, dos operaciones de atresias duodenales, una atresia de esófago y una plicatura diafragmática.

Comparte este contenido