La actualidad de todo Vall d'Hebron

Estudiantes de un programa de innovación en salud analizan el Servicio de Cardiología para detectar posibles mejoras

Servei de Cardiologia, recerca, d-Health
Miércoles, 4 Abril, 2018

Un equipo formado por ingenieros, investigadores, diseñadores y perfiles business, todos ellos estudiantes del programa d·HEALTH, ya ha detectado 224 necesidades clínicas no resueltas en Vall d’Hebron. Cardiología de Vall d’Hebron es un servicio altamente especializado que, con esta iniciativa, busca beneficiarse de la mirada diferente e innovadora que aportan estudiantes de perfiles tan variados.

El Servicio de Cardiología de Vall d’Hebron acoge durante ocho semanas a un grupo de estudiantes del programa en innovación en salud d·HEALTH. Se trata de una iniciativa que permite que convivan durante todo este tiempo los profesionales de Cardiología de Vall d’Hebron, un servicio altamente especializado, y estudiantes de perfiles tan variados como ingenieros, investigadores, diseñadores y business. Los fellows observan el día a día de un gran hospital, hablando con los pacientes y los facultativos. De este modo, pueden encontrar necesidades clínicas no resueltas susceptibles de convertirse en oportunidades de negocio o áreas de mejora para el centro, como por ejemplo procedimientos médicos poco eficientes, protocolos mejorables o espacios físicos poco confortables para el usuario. Esta metodología, creada en la Universidad de Stanford y bautizada como “biodiseño”, permite desarrollar nuevos productos o servicios sanitarios que den respuesta a necesidades reales.

En cada edición de d·HEALTH Barcelona los estudiantes detectan una media de más de 1.000 necesidades, de las cuales un 65% son potenciales oportunidades de negocio y el 35% son posibilidades de mejora para los hospitales. Este año, cuatro estudiantes llevan desde finales de febrero inmersos en el día a día del Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus. En 5 semanas de inmersión clínica, los estudiantes llevan detectadas 224 necesidades, y continuarán su observación durante 3 semanas más. 

Como explica el Dr. David García-Dorado, jefe del Servicio de Cardiología de Vall d’Hebron, “la integración de los estudiantes en nuestro día a día está siendo muy sencilla. Muestran mucho interés y ganas de aprender. Y para nosotros es importante contar con su visión externa para aportar soluciones y mejorar”. En la misma línea, el Dr. Ignacio Ferreira, médico del Servicio de Cardiología, destaca que “la inmersión de los estudiantes es positiva para todo el mundo, puesto que nos aportan una mirada diferente y ellos pueden aprender de nosotros”.

Necesidades con resultados tangibles para los pacientes 

Los cuatro estudiantes que acoge el Servicio de Cardiología son Victoria Valls, licenciada en biología con un máster en Neurociencias; Carmelita Rodríguez, nutricionista y máster MBA IESE; Nick Fenger, de los Estados Unidos e ingeniero biomédico, y Albert Lahoz, diseñador industrial, que explica que “para mí, esta experiencia está siendo muy provechosa, porque quiero trabajar para mejorar la calidad de vida de las personas”.

Al finalizar la inmersión clínica, los estudiantes escogen una necesidad para elaborar un plan de negocio. Además, elaboran para el hospital un informe con las necesidades detectadas y las mejoras que se pueden implementar. En el Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus, como explica el Dr. David García-Dorado, “tenemos un servicio altamente especializado, donde se realizan los procedimientos más avanzados y con la más moderna tecnología, pero la presencia de los estudiantes en nuestro día a día nos está permitiendo redescubrir con nuevos ojos procesos donde podemos ser todavía más eficientes”.

d·HEALTH Barcelona, impulsado por Biocat, es uno de los cuatro únicos programas que imparten esta metodología en Europa. A lo largo del programa, de 9 meses de duración, los estudiantes experimentan un ciclo completo de innovación, desde la identificación de la idea de negocio –mediante 2 meses de inmersión clínica en hospitales– hasta el diseño y prototipado de una solución viable y la investigación de financiación. 

Algunas de las necesidades detectadas en los hospitales en ediciones anteriores ya han llegado al mercado mediante startups fundadas por los ex alumnos. Es el caso de MOWOOT, un dispositivo médico no invasivo para combatir el estreñimiento crónico, diseñado por ex alumnos de d·HEALTH Barcelona a raíz de una necesidad detectada durante su inmersión clínica en el Institut Guttmann. El dispositivo ha obtenido numerosos reconocimientos internacionales y ya está en fase de comercialización. La inmersión clínica de este año también se está realizando en el Hospital Clínic y en Sant Joan de Déu.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dr. David
García-Dorado García
Descubre más