La actualidad de todo Vall d'Hebron

Investigadores del VHIR sugieren una estrategia del SARS-CoV-2 para atenuar la infección y facilitar su transmisión

Josep Quer
Lunes, 14 Septiembre, 2020

En el I Congreso Nacional COVID-19, describen como el SARS-CoV-2 desarrolla una estrategia que le permite mantener su altísima especificidad para unirse al receptor ACE-2 humano.

El I Congreso Nacional COVID19, el mayor encuentro sanitario celebrado hasta ahora en España, con más de 16.000 participantes, expertos y profesionales de la salud, y el primero que aborda de forma multidisciplinar las últimas novedades sobre el abordaje y lucha contra la pandemia del SARS-CoV-2, arrancó ayer con una mesa redonda en la que diferentes virólogos y microbiólogos aportaron su visión y algunas de las posibles herramientas desde este ámbito sanitario para facilitar el conocimiento sobre el comportamiento del virus y mejorar su diagnóstico.

El Dr. Josep Quer, investigador principal del grupo de Enfermedades Hepáticas del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR), del Ciber de Enfermedades Hepáticas (Ciberehd), miembro de la Sociedad Española de Virología (SEV) y coordinador del Master "Translational Biomedical Research "de la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​presentó los resultados de una investigación realizada conjuntamente con el grupo de investigación de la Unidad de Virus Respiratorios del Servicio de Microbiología liderado por el Dr. Andres Antón, coinvestigador principal del proyecto, y la colaboración de diferentes servicios de Campus Vall d'Hebron. En este estudio han describito como el SARS-CoV-2 es capaz de perder fragmentos de su material genómico (deleciones) en la región de la espícula (proteína que forma la característica corona de virus) para sintetizar proteínas incompletas que permitirían al virus autocontrolar la virulencia de la infección. Esto sería una estrategia del propio virus para atenuar la infección en el huésped, minimizando el daño producido, atenuando los síntomas, favoreciendo su persistencia y en consecuencia manteniendo su transmisibilidad.

La investigación, que se ha publicado en la revista Emerging Microbes and Infections, ha aplicado las técnicas de secuenciación de última generación (next-generation sequencing) para el estudio del gen que codifica la espícula viral (proteína spike) en las poblaciones virales presentes en el tracto respiratorio de 18 pacientes con COVID-19 (leves y graves). Según explicó el Dr. Josep Quer, "en el 100% de los pacientes leves y en la mitad de los pacientes graves, una proporción significativa de los virus que se detectan presentan deleciones con un cambio en la pauta de lectura. Estas poblaciones virales que pierden un trozo de material genómico entre la subunidad S1 y la subunidad S2 de la proteína de la espícula, con la aparición de un codón stop, acaban codificando una proteína incompleta de la espícula, donde la subunidad S1 se mantiene íntegra". Esta proteína incompleta podría actuar como una proteína soluble que se liberaría al medio exterior, y como ya está descrito por otros virus, reduciría la capacidad de virus para reducir su virulencia en beneficio propio.

Así, estos hallazgos sugieren que la propia selección natural ha elegido esta estrategia, que permite al SARS-CoV-2 mantener su altísima especificidad para unirse al receptor ACE-2 humano, y transmitir con alta eficiencia, a el mismo tiempo que controla su capacidad para infectar, favoreciendo su persistencia y transmisión.

Comparte este contenido