La actualidad de todo Vall d'Hebron

La Asociación Pulseras Candela renueva su apoyo a un proyecto de investigación del VHIR en ependimoma pediátrico

Pulseras Candela
Miércoles, 30 Septiembre, 2020

El proyecto pretende desarrollar nuevas estrategias terapéuticas para l’ependimoma pediátrico, un tumor altamente agresivo del sistema nervioso central que permanece incurable en aproximadamente el 40% de los casos.

La Asociación Pulseras Candela ha contribuido con una nueva donación de 50.000€ a seguir impulsando el proyecto de investigación en ependimoma pediátrico del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR). Las entidades firmaron un convenio de colaboración en 2019, con el que la Asociación Pulseras Candela se comprometió a donar 150.000€ repartidos en tres años. El proyecto “Nuevas aproximaciones terapéuticas para el tratamiento del ependimoma pediátrico”, del cual derivan distintas líneas de investigación, está dirigido por el Dr. Miquel Segura, investigador principal del Grupo de Investigación Translacional en el Cáncer en la Infancia y la Adolescencia del VHIR.

El ependimoma pediátrico (EPN) es un tumor altamente agresivo que afecta el sistema nervioso central de los niños que lo sufren. El tratamiento de este tipo de tumor, que actualmente combina la cirugía y otros tratamientos como la radioterapia o la quimioterapia, acostumbra a estar limitado por su difícil ubicación, así como por el riesgo de dañar las estructuras cerebrales vitales. Por eso, es necesario desarrollar nuevas estrategias terapéuticas para los EPN pediátricos.

Ahora, justo un año después de su primera donación, la asociación vuelve a donar 50.000€ al proyecto de investigación, con el objetivo que la investigación sobre este tipo de tumor, el ependimoma pediátrico, pueda seguir avanzando. De hecho, el Dr. Miquel Segura remarca que “este proyecto no hubiera podido seguir sin la ayuda de la Asociación Pulseras Candela y su compromiso”.

La aportación inicial ha servido al grupo de investigación para dar el primer impulso a sus investigaciones. “Gracias por habernos permitido poner esta primera piedra, que ha sido esencial para poner en marcha la investigación y gracias por la confianza depositada en el proyecto”, ha añadido el Dr. Segura.

La Dra. Soledad Gallego, del Grupo de Investigación Translacional en Cáncer en la Infancia y la Adolescencia, también ha querido agradecer el apoyo a los miembros de Pulseras Candela. La asociación, por su parte, ha explicado que no pierden las ganas de hacer todo lo posible para conseguir fondos para esta investigación, a pesar de los obstáculos que vayan encontrando, como es el caso de la pandemia por COVID-19, que detuvo su actividad durante un tiempo. “A principios de año íbamos muy bien, en comparación con el año anterior. A pesar de las dificultades por la llegada del coronavirus, seguiremos luchando para dar apoyo a esta línea de investigación”, ha destacado uno de los miembros de la asociación.

Los objetivos principales del proyecto

  1. Aumentar el número y la caracterización de los modelos celulares y animales. Para aumentar la cartera de tratamientos posibles, se necesita poder probarlos primero en estos modelos, pero su disponibilidad es muy escasa.
  2. Desarrollo de terapias y prueba de fármacos epigenéticos con alta selectividad para el cerebro, que están teniendo resultados prometedores en un gran número de tumores en adultos.
  3. Entender el papel del microambiente tumoral en el EPN. Es decir, entender la forma como algunas células cerebrales ayudan al crecimiento y la progresión de la epidemia. Esta información permitirá conocer con más profundidad los procesos que son estrictamente necesarios para esta adaptación y, por lo tanto, que serán candidatos ideales para el desarrollo de nuevos fármacos.

Pulseras Candela

Pulseras Candela nació en 2013, cuando Candela, una niña con leucemia, empezó a hacer pulseras durante las largas horas que pasaba ingresada en el hospital. Sus amigas se unieron a la creación de pulseras, y empezaron a venderlas en una paradita del pueblo. Esta iniciativa creció tanto que hoy en día muchos grupos y entidades, como escuelas, residencias de gente mayor, asociaciones de vecinos, tiendas o clubs deportivos, colaboran en la fabricación y distribución de las pulseras Candela.

Comparte este contenido