La actualidad de todo Vall d'Hebron

Una niña con una mutación ultrarrara, primer paciente pediátrico triple trasplantado de corazón, hígado y riñón

Viernes, 3 Enero, 2020

La niña, que ahora tiene diez años y sufre una mutación en el gen NEK8, recibió un trasplante de corazón en primer lugar con seis meses de vida

Una niña de 10 años que padece una nefronoptisis tipo 9, una enfermedad minoritaria ultrarrara, es el primer paciente pediátrico del Estado que ha sido trasplantado de corazón, hígado y riñón. La niña tiene una mutación en el gen NEK8 que provoca alteraciones en el desarrollo de los órganos y fibrosis y esclerosis de los tejidos que los forman. Se trata de una enfermedad ultrarrara del grupo de las ciliopatías, que causa defectos severos en varios órganos vitales como el corazón, el hígado o el riñón y en el sistema nervioso, y también alteraciones óseas.

La mutación en el gen NEK8 se manifiesta de forma variable. En algunos pacientes provoca en primer término cardiopatías que hacen peligrar en extremo la vida y también causa displasia renal (anomalías en el desarrollo de los riñones, habitualmente por la presencia de múltiples quistes renales), agenesia (ausencia de un riñón) o malformación de órganos durante el crecimiento y el desarrollo embrionario, así como graves afectaciones biliares. La mayoría de los pacientes con mutación en el gen NEK8 no superan el periodo fetal o mueren en los primeros meses de vida. En Vall d’Hebron, esta niña recibió un trasplante de corazón hace prácticamente diez años, con cinco meses. No hay ningún otro caso documentado en el mundo que haya vivido tanto tiempo con esta patología.

Cómo señala el Dr. Ferran Gran, cardiólogo pediátrico y coordinador médico de Trasplante Cardíaco Pediátrico, “en 2009, pocos meses después de nacer, vimos que la paciente sufría una miocardiopatía hipertrófica que era incompatible con la vida. Se hizo un estudio genético y no se encontró la causa. Como la situación era muy grave, decidimos hacer un trasplante cardíaco”. El trasplante de corazón fue un éxito, y la niña evolucionó favorablemente. Era la primera paciente en todo el mundo con esta enfermedad que recibía un trasplante de corazón.

Pero, como señala el Dr. Ramón Charco, jefe del Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplantes de Vall d’Hebron, “durante el 2017, la paciente empezó a tener problemas en el hígado, y vimos que este órgano era demasiado grande para su edad y que presentaba signos de fibrosis”. Además, la paciente sufría hipertensión portal, “que es la presión elevada en la vena porta y que condiciona un alto riesgo de hemorragia por varices esofágicas”, añade el Dr. Ramón Charco. Y, posteriormente, a finales del 2017, se detectó fallo renal con deterioro progresivo. Por este motivo, explica la Dra. Mercedes López, del Servicio de Nefrología Pediátrica de Vall d’Hebron, “fue necesario que la paciente recibiera diálisis durante varios meses”. Según añade la Dra. Mercedes López, “la hemodiálisis no es curativa del fallo renal y además la paciente seguía empeorando por la fibrosis irreversible y toleraba cada vez peor la diálisis. Llegó un momento en que el doble trasplante de hígado y riñón fue el único tratamiento posible”.

Cómo señala el Dr. Ramón Charco, “ya se habían realizado dobles trasplantes de hígado y riñón en pacientes pediátricos, pero era la primera vez que se hacía un doble trasplante de hígado y riñón en un paciente pediátrico que había recibido un trasplante de corazón”. El Hospital Universitario Vall d’Hebron es el único de Cataluña que ofrece trasplante pediátrico para todos los órganos. “Y contamos con un equipo multidisciplinario con alta experiencia que, además de los equipos de trasplante hepático, renal y cardíaco, incluye anestesiólogos, profesionales de UCI Pediátrica y enfermería, enfermería de diálisis pediátrica, radiólogos y coordinación de trasplantes, entre otros”, expone la Dra. Mercedes López.

Mutación en el gen NEK8, causa de ciliopatía, una enfermedad ultrarrara

La mutación en este gen es una enfermedad de las llamadas ultrarraras. Cómo explica el Dr. Jesús Quintero, de la Unidad de Trasplante Hepático, “solo hay diez casos descritos en todo el mundo”. Cuando se le hizo el trasplante de corazón a la paciente, todavía no se sabía qué patología específica tenía, puesto que no existían las técnicas de secuenciación masiva de genes actuales. Por lo tanto, había que secuenciar cada gen de forma individual. Desde hace unos años, las nuevas técnicas permiten secuenciar y analizar muchos genes al mismo tiempo. “Así, recientemente, cuando el hígado y los riñones empezaron a fallar, se descubrió que la paciente sufría una mutación en el gen NEK8, señala el Dr. Jesús Quintero.

El doble trasplante ha sido un éxito y la paciente se encuentra en buen estado de salud. Actualmente, continúa en seguimiento por parte del Servicio de Cardiología Pediátrica, la Unidad de Trasplante Hepático Pediátrico y el Servicio de Nefrología Pediátrica. El corazón mantiene una función óptima y el hígado y los riñones funcionan de forma normal en una paciente trasplantada. Hoy en día, esta paciente está considerada como la persona más longeva conocida que ha sufrido o sufre la mutación NEK8.

Vall d’Hebron, líder en trasplante pediátrico

Vall d’Hebron es el único centro de Cataluña que hace todos los tipos de trasplantes pediátricos: trasplante cardíaco, renal, hepático, pulmonar y de médula ósea. A lo largo de 2019, en Vall d’Hebron se realizaron un total de 43 trasplantes pediátricos. De estos, 18 fueron trasplantes renales, 19 trasplantes hepáticos, cuatro trasplantes pulmonares y dos trasplantes cardíacos. Dos pacientes recibieron un doble trasplante de hígado-riñón. Vall d’Hebron es el único centro de Cataluña acreditado para realizar trasplante hepático, cardíaco, pulmonar e intestinal en población pediátrica.

Comparte este contenido