La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d'Hebron aporta avances en tumores poco comunes y con pocas alternativas de tratamiento en el congreso anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO)

Martes, 21 Septiembre, 2021

Profesionales de Vall d'Hebron i el VHIO presentan un nuevo inhibidor para el cáncer de tiroides y nuevas terapias contra tumores neuroendocrinos. El Grupo Español de Tumores Neuroendocrinos y Endocrinos (GETNE), que preside el Dr. Jaume Capdevila, responsable de la Unidad de Tumores Neuroendocrinos del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del VHIO, explica los resultados positivos de dos estudios independientes de la industria farmacéutica.

Los tumores más habituales, como los de pulmón, próstata o mama, centran una buena parte de los esfuerzos de la comunidad investigadora, Y permiten desarrollar un amplio arsenal para enfrentar ese tipo de neoplasias. Sin embargo, otros cánceres menos habituales a veces pueden verse huérfanos de tratamiento, lo que empeora significativamente su pronóstico. Afortunadamente, en los últimos años también se ha puesto el foco en este otro tipo de tumores y empiezan a surgir nuevas alternativas. En el congreso anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) se han presentado los resultados de diferentes estudios que suponen grandes avances en este sentido y en los que el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha tenido un papel destacado.

 

Un nuevo inhibidor para el cáncer de tiroides

El cáncer de tiroides diferenciado es el tumor endocrino más frecuente, con buen pronóstico y supervivencias superiores al 85%, Y la extirpación del tumor con cirugía es el principal tratamiento para la mayoría de estos cánceres. Sin embargo, en algunos pacientes que presentan diseminación a los ganglios linfáticos o a sitios distantes es necesario el uso de yodo radiactivo. Algunos de estos pacientes, no obstante, acaban por no responder a este tratamiento y el tumor vuelve a crecer. 

El estudio de fase III COSMIC-311, que el Dr. Jaume Capdevila, responsable de la Unidad de Tumores Neuroendocrinos del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigador del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), dentro del Campus Vall d’Hebron, ha coliderado con investigadores de referencia mundial en cáncer de tiroides, ha servido para demostrar la actividad de cabozantinib, un fármaco inhibidor multiquinasa, en estos pacientes. Ahora en el congreso de ESMO se presentan los datos finales. “Aunque en el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica se avanzaron resultados preliminares de este estudio, ahora ya disponemos de datos más completos que nos han permitido también solicitar su aprobación como tratamiento ante la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos y ante la Agencia Europea del Medicamento”, comenta el Dr. Jaume Capdevila. 

Finalmente han participado en el estudio 258 pacientes, una cifra significativa teniendo en cuenta la incidencia y prevalencia de esta enfermedad, con un seguimiento medio de algo más de 10 meses del tratamiento. Los pacientes se estratificaron atendiendo a si habían sido tratados previamente con lenvatinib y si su edad era mayor o menor de 65 años, ambos factores pronósticos bien definidos. Todos los participantes en el estudio presentaban un cáncer diferenciado de tiroides refractario al radioyodo y habían recibido tratamiento con inhibidores de VEGFR previamente. “Estos datos confirman los resultados preliminares, donde se había visto una importante tasa de respuesta objetiva. Ahora hemos podido constatar que cabozantinib logra una reducción del 80% en el riesgo de progresión de la enfermedad, lo que supondrá un cambio de práctica clínica en esta población de pacientes de cáncer, algo que no se veía desde hacía más de ocho años”, recalca el Dr. Jaume Capdevila.

 

Inmunoterapia para los tumores neuroendocrinos 

En los tumores neuroendocrinos, los tratamientos de inmunoterapia hasta la fecha no habían logrado muy buenos resultados. Sin embargo, su uso en combinación, bien de diferentes tratamientos de inmunoterapia bien junto con quimioterapia, parece que puede hacer que se supere esta barrera y que empiece a convertirse en una alternativa también en el campo de las neoplasias neuroendocrinas. Así se presentarán los resultados de varios estudios del Grupo Español de Tumores Neuroendocrinos y Endocrinos (GETNE), que preside el Dr. Jaume Capdevila, durante el congreso de ESMO. 

Es el caso del estudio DUNE, dirigido por el Dr. Jaume Capdevila, cuyos resultados han sido presentados por el Dr. Jorge Hernando, médico oncólogo del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos de VHIO. En este estudio, en el que se incluyó a 123 pacientes con tumores neuroendocrinos de diferentes orígenes, se evaluó la respuesta a una combinación de durvalumab, un anticuerpo monoclonal anti-PD-L1, y tremelimumab, otro anticuerpo monoclonal que podría impedir la acción de la proteína CTLA-4 para ayudar al sistema inmunitario a eliminar las células cancerosas. 

“De manera destacable, aquellos pacientes con tumores de alto grado presentaron una supervivencia libre de progresión, tasas de respuesta y supervivencia global superiores a las esperables en este subgrupo”,destaca el Dr. Jorge Hernando, señalando como estos tratamientos con inmunoterapia pueden tener un efecto sobre los pacientes que mejore la eficacia del tratamiento posterior. El Dr. Hernando concluye que este estudio plantea un concepto que abre la puerta al desarrollo de nuevos ensayos clínicos de secuencialidad en tumores neuroendocrinos, incluyendo la inmunoterapia.

 

Nuevas dianas contra tumores poco frecuentes

Otro estudio que explora las posibilidades de la inmunoterapia en los tumores neuroendocrinos es el NICE-NEC. Se trata de un ensayo de fase II en el que se evaluó la combinación de nivolumab, un anticuerpo monoclonal anti-PD1, junto con quimioterapia en neoplasias neuroendocrinas localmente avanzadas o metastásicas irresecables. “Es la primera vez que se evalúa una combinación de quimioterapia e inmunoterapia en este tipo de cáncer, un camino hasta ahora inexplorado”, explica el Dr. Capdevila. 

Los datos preliminares que se han presentado en ESMO muestran una prometedora actividad al añadir nivolumab a la quimioterapia como terapia de primera línea en estos tumores, logrando hasta un 84% de tasa de respuesta a la enfermedad y una tasa de respuesta objetiva del 50%. Se ha podido observar también que la mediana de supervivencia libre de progresión fue de 5,7 meses y que a los seis meses un 39% de los pacientes continuaban libres de progresión. “Es importante también que la adición de nivolumab no ha supuesto un incremento de la toxicidad del tratamiento estándar de quimioterapia, pero todavía estamos esperando para conocer los resultados finales de supervivencia, puesto que están en marcha los estudios transaccionales”.

 

Inhibición de VEGFR-1,2,3 en tumores neuroendocrinos

En los tumores neuroendocrinos avanzados extrapancreáticos las opciones terapéuticas efectivas que existen hoy en día son limitadas. Al tener en cuenta que en este tipo de tumores juega un papel importante la angiogénesis o formación de vasos sanguíneos, los investigadores del grupo GETNE pensaron que podría resultar efectivo emplear el fármaco axitinib, un potente y selectivo inhibidor de VEGFR-1,2,3 con probada actividad en otros tumores sólidos vascular dependientes. 

Para comprobar esta hipótesis GETNE desarrolló el estudio AXINET, para comprobar si la adición de este inhibidor a octeotride LAR, el tratamiento estándar en estos pacientes, podía mejorar los resultados. Para ello se contó con 1.256 pacientes que fueron distribuidos en dos brazos, uno que recibía la combinación y otro al que se administró un placebo junto con octeotride LAR. “En el grupo de los tumores neuroendocrinos bien diferenciados gastrointestinales y pulmonares se logró una mejor tasa de respuesta y más tiempo libre de progresión de la enfermedad”,explica el Dr. Jaume Capdevila. En concreto, los datos obtenidos mostraron que el grupo que recibió el tratamiento combinado alcanzó una mediana de 16,6 meses de supervivencia libre de progresión por los 9,9 meses del grupo de control y un 13,2% de tasa de respuesta objetiva frente al 3,2% del grupo con placebo. “Estos datos positivos nos hacen ser optimistas y justifican que se siga investigando en esta línea, algo importante teniendo en cuenta la falta de alternativas terapéuticas en este tipo de tumores”, concluye el Dr. Capdevila.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dr. Josep
Tabernero Caturla
Jefe de Servicio
Oncología Médica
Dr. Joan
Carles Galcerán
Jefe de Sección
Oncología Médica
Investigador Principal
Genitourinary, Central Nervous System (CNS) Tumors, Sarcoma and cancer of unknown primary site program
Dra. Enriqueta
Felip
Jefe de Sección
Oncología Médica
Investigador Principal
Grup de tumors toràcics i càncer de cap i coll
Dr. César
Serrano García
Médico
Oncología Médica
Investigador Principal
Genitourinary, Central Nervous System (CNS) Tumors, Sarcoma and cancer of unknown primary site program
Dra. Cristina
Saura Manich
Jefe de Unidad
Oncología Médica
Investigador Clínico
Grup de càncer de mama i melanoma
Dra. Teresa
Macarulla Mercadé
Jefe de Unidad
Oncología Médica
Sr. Lluís
Peña Garcia
Administración
Oncología Médica
Noticias y actividades
Descubre más