La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron crea una herramienta educativa para favorecer la accesibilidad al diagnóstico de la hepatitis B en población inmigrante

HEPARJOC
Viernes, 24 Julio, 2020

HEPARJOC consiste en cinco juegos didácticos que mejoran el conocimiento de la hepatitis y sensibilizan sobre la necesidad de realizar un cribado de la enfermedad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 257 millones de personas en todo el mundo tienen infección crónica por el virus de la hepatitis B. Sin embargo, en 2015 solo un 9% del total estaban diagnosticadas, ya que la mayoría son asintomáticas. En este contexto, la Unidad de Salud Internacional Drassanes-Vall d’Hebron ha desarrollado una estrategia comunitaria basada en el uso de una herramienta educativa para mejorar el conocimiento sobre la enfermedad y el acceso al diagnóstico de las personas inmigrantes en Barcelona. El estudio que permitió definir el plan de acción se publica ahora, en el marco del Día Mundial contra la Hepatitis, en la Revista Española de Salud Pública.

En Europa, la hepatitis B tiene una prevalencia media de 1,6%, pero este porcentaje crece hasta el 8% si tenemos en cuenta la población inmigrante procedente de áreas endémicas, como África y el Pacífico Occidental. Sin embargo, el hecho de que la mayoría de personas sean asintomáticas, hace que el diagnóstico pueda ser complicado y provocar que la infección se cronifique. Por este motivo, el diagnóstico precoz es clave para reducir los nuevos contagios, evitar las complicaciones y disminuir la mortalidad.

Con el objetivo de mejorar la sensibilización sobre la hepatitis B, así como la accesibilidad al diagnóstico, Vall d’Hebron ha creado una herramienta educativa, conocida como HEPARJOC, dirigida a personas inmigrantes, que frecuentemente se encuentran alejadas del sistema sanitario. Por esto, han partido de un enfoque multidisciplinario, en el que se ha involucrado a la población a la que se quiere llegar. “Para poder llegar a los pacientes que no están diagnosticados, tenemos que salir a la calle a buscarlos, y para ello es imprescindible que los profesionales de la salud trabajemos conjuntamente con la comunidad”, destaca Hakima Ouaarab, enfermera coordinadora del equipo de agentes comunitarios de salud de la Unidad de Salud Internacional Drassanes-Vall d’Hebron, del Servicio de Medicina Preventiva de Vall d’Hebron. “Esta perspectiva con participación comunitaria da más fuerza y valor a los resultados obtenidos, tanto del estudio en sí como de la herramienta didáctica”, añade el Dr. Jordi Gómez i Prat, jefe del Equipo de Salud Pública y Comunitaria (ESPIC) de la misma Unidad.

 

Equipos multidisciplinarios para la creación de HEPARJOC

La creación de la herramienta educativa partió de un estudio cualitativo previo, llevado a cabo entre 2015 y 2018, basado en reuniones con diferentes perfiles profesionales y personas que trabajan en el ámbito de la inmigración y la hepatitis, así como personas inmigrantes de África Subsahariana mayores de edad residentes en Barcelona. La colaboración con la comunidad de inmigrantes fue clave para saber sus conocimientos previos sobre la hepatitis B y su experiencia. También aportaron su visión y propuestas de estrategias para sensibilizar al resto de la población inmigrante sobre la enfermedad.

El principal problema que se detectó fue la falta de conocimiento, tanto de los síntomas de la hepatitis, sus vías de transmisión y medidas de prevención, como también de las pruebas de diagnóstico y tratamientos disponibles. Además, los grupos aportaron ideas sobre posibles métodos para conseguir concienciar a la población sobre la hepatitis B. “Todos coincidían en la necesidad de crear materiales educativos visuales e interactivos (como juegos o vídeos), y no tanto charlas o talleres informativos”, explica Hakima Ouaarab.

A partir de las conclusiones de este estudio, se decidió crear una herramienta educativa dinámica para mejorar la sensibilización y la accesibilidad al diagnóstico de la hepatitis B. La herramienta, llamada HEPARJOC, consiste en cinco juegos didácticos que permiten aprender términos relacionados con la hepatitis, conocer las causas, la distribución mundial y sus vías de transmisión. Al final, se reproduce un vídeo que anima a que se hagan la prueba para saber si están infectados por el virus de la hepatitis.

Una vez creada, se hicieron pruebas piloto en diferentes espacios comunitarios, con personas inmigrantes de África Subsahariana y otros países. Los ocho talleres que se organizaron contaron con la participación de un total de 56 personas e incluían un cuestionario previo y posterior al taller que permitió confirmar que la herramienta mejoraba el conocimiento sobre la hepatitis. Después del taller, se ofrecía la posibilidad de programar una cita para realizar el cribado de la hepatitis. Así, se consiguió que 23 personas (un 41%) se hicieran la prueba. “Esta podría ser una estrategia clave para mejorar los conocimientos y promover el cribado de las hepatitis entre los colectivos inmigrantes procedentes de países donde es una enfermedad endémica. Así, se reduciría el infradiagnóstico que existe actualmente en relación a la hepatitis B”, detalla el Dr. Gómez i Prat.

 

Una herramienta que es la base para nuevos estudios

El HEPARJOC se ha utilizado ya en algunas poblaciones de inmigrantes en Barcelona y se espera que en los próximos meses se amplíe a otros puntos de Cataluña para mejorar el diagnóstico de la hepatitis B y, como novedad, también de la hepatitis C.

Entre estos estudios se incluye un proyecto llevado a cabo en colaboración con el Hospital y el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol, el Centro de Estudios Epidemiológicos sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual y Sida de Catalunya (CEEISCAT) y el Programa de prevención, control y atención al VIH, las ITS y las HV (PCAVIHV) de la Agencia de Salud Pública de Catalunya (ASPCAT), basado en un piloto realizado con población de Pakistan, que demostró la utilidad de la herramienta para mejorar el acceso al diagnóstico y el tratamiento de la hepatitis C. De la misma forma, se pretende llegar a poblaciones de inmigrantes que provienen de países endémicos de hepatitis C que viven en diferentes puntos del territorio catalán.

Comparte este contenido