La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d'Hebron impulsa la transformación digital para mejorar la experiencia del paciente con la ayuda de los fondos FEDER

Miércoles, 26 Junio, 2019

Vall d’Hebron ha invertido los fondos FEDER en dos grandes actuaciones: SmartCare, que aprovecha las nuevas tecnologías para mejorar el tratamiento y la experiencia del paciente, y SmartProcess, que mejora los procesos en papel para hacerlos más sostenibles y eficientes

El Hospital Vall d’Hebron se encuentra inmerso en un proceso de transformación digital para ampliar los canales a través de los cuales se relaciona con sus pacientes y ofrecerles un servicio más próximo y humanizado, así como más sostenible y eficiente. Este proyecto de transformación, que arrancó el 2016 y culminará el 2021, ha recibido una cofinanciación de 4 millones de euros de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional, de un total de 8 millones de euros que se invertirán. Los FEDER apuestan por áreas claves y tienen el objetivo de fortalecer la cohesión socioeconómica dentro de la Unión Europea corrigiendo los desequilibrios entre regiones. El proyecto ‘Transformación Digital del Hospital Vall d’Hebron al servicio del paciente' ha sido reconocido como buena práctica de actuaciones cofinanciadas por el PO FEDER Cataluña 2014-2020.  

En Vall d’Hebron, los fondos FEDER se están destinando a dos grandes actuaciones: SmartCare, que aprovecha las nuevas tecnologías para mejorar el tratamiento y la experiencia del paciente, y SmartProcess, que mejora los procesos a través de la digitalización, poniendo el acento en la eliminación de papel y la integración de todos los datos clínicos en la historia electrónica del paciente. Los nuevos sistemas de trazabilidad del paciente en tiempo real permiten automatizar los procesos en las áreas críticas del hospital para ser más eficientes, seguros y generar información que también sirva a los profesionales.

SmartCare, proyectos que mejoran la experiencia del paciente

Dentro de la actuación de Smartcare, hay un gran proyecto que es la ventana abierta al mundo. Se está trabajando para poder ofrecer wifi gratuito para los pacientes para mejorar su recuperación y mantenerlos en contacto con el mundo exterior y sus rutinas (escuela, trabajo, asociaciones de pacientes...). También se han abierto nuevos canales de comunicación digital. Entre ellos destaca la nueva web Vall d’Hebron (que desde su creación a finales del 2017 ha recibido 5.234.451 visitas), las aplicaciones del Campus y las redes sociales.

Otro proyecto destacado es la sala de espera virtual, que informa en tiempo real de la evolución del proceso quirúrgico y hace que los familiares lo vivan con menos angustia. A la vez, se les da libertad para que puedan hacer seguimiento del estado de la intervención sin necesidad de permanecer en todo momento a la sala de espera de la unidad quirúrgica. Todas y cada una de las fases desde la entrada del paciente en el bloque quirúrgico hasta su salida tienen reflejo en la App del acompañante, que puede consultar en el móvil o en el ordenador, o en la pantalla de televisión de la sala de espera quirúrgica. La sala de espera virtual está disponible en los quirófanos de todos los hospitales: el Hospital General, el Hospital de Traumatología, Rehabilitación y Quemados, el Hospital Infantil y el Hospital de la Mujer y Parque Sanitario Pere Virgili.

Otro ejemplo es el sistema de firma por voz de consentimientos informados, del cual ya se ha llevado a cabo una prueba piloto en las consultas preparatorias de anestesia y que evitan desplazamientos innecesarios de los pacientes para llevar a cabo trámites administrativos. El screening de posibles patologías del corazón a los centros de atención primaria, con telediagnóstico hecho por especialistas de Vall d’Hebron, ha permitido un diagnóstico más rápido y acortar las listas de espera del gabinete de ecocardiografía en el hospital.

El Hospital Infantil y de la Mujer ha adecuado sus quirófanos para poder hacer streaming de imágenes y video conferencia: desde el quirófano se tendrá acceso a las imágenes de PACS (radiología digital de la imagen médica). Vall d’Hebron ha abierto una línea de trabajo dedicada a la preparación de videoconferencias y retransmisión intercentros, pensando en la interconsulta en salas habilitadas. La telemedicina permitirá a los pacientes un tratamiento de alta especialización, con los médicos de Vall d’Hebron, sin desplazarse de su hospital de referencia.

Así mismo, Vall d’Hebron ha puesto en marcha un nuevo plan de guiado integral e interactivo de pacientes, para orientarlos en las visitas. En él se encabe el proyecto Teseo, un gestor de colas digital que hace la admisión automática del paciente, le indica a qué consulta tiene que ir, garantiza su intimidad en la sala de espera, le proporciona información de salud y le permite imprimirse justificantes de la visita. En cuanto a la señalización del recinto hospitalario, aplicamos soluciones mixtas y combinamos la cartelería estándar con dispositivos digitales. Un buen ejemplo es la nueva señalización de pediatría, que se ha adaptado a las necesidades de los más pequeños.

Vall d’Hebron también está trabajando para poner una plataforma multicanal que facilita la comunicación con los pacientes para hacer más accesible la información y la asistencia sin necesidad de visitas presenciales en todas las situaciones.

Proyectos SmartProcess, más eficientes y sostenibles

Sustituir por soluciones digitales aquellos procesos que todavía funcionan con papel, para hacerlos más sostenibles y eficientes es el otro gran apartado al que se han destinado los fondos FEDER. El primer paso para poner en marcha los proyectos de SmartProcess ha sido ampliar la infraestructura de servidores y almacenamiento para incorporar sistemas y datos diagnósticos  –como por ejemplo imágenes médicas, informes o curvas– que generan los diferentes equipos médicos.

Se ha hecho un esfuerzo para introducir nuevos equipos nativos digitales o para integrar las imágenes en los archivos del centro (PACS) e incorporar esta información en la historia electrónica del paciente (en formato informe o datos estructurados) para que esté disponible para el diagnóstico tanto para el médico como para el mismo paciente a través de la histórica clínica compartida de Cataluña. Algunos ejemplos relevantes son:

  • Vall d’Hebron ha renovado su parque de electrocardiógrafos con nuevos equipos digitales que permiten que la curva del electrocardiograma pase directamente a la historia clínica del paciente a través de la wifi profesional del hospital y que los cardiólogos puedan revisarlos, hacer cálculos, medidas y diagnóstico de forma inmediata.
  • Los equipos de planta, que usa enfermería para medir presión arterial y temperatura a los pacientes, también se han renovado para que estos datos pasen directamente a la historia del paciente. De este modo se minimiza el riesgo de error de transcripción y se consigue una inmediatez de disponibilidad de los datos.
  • De especial interés ha sido la digitalización del Servicio de Oftalmología, que dispone de muchos equipos diferentes de diagnóstico para llevar a cabo pruebas de alta complejidad a los pacientes. Vall d’Hebron ha adquirido un sistema departamental específico para oftalmología que consigue que los resultados (imágenes fotográficas, datos y cálculos) estén disponibles en un entorno seguro para los profesionales y para los pacientes en la historia clínica.

El sistema de planificación de cirugía traumatológica y ortopédica ha incorporado también nuevo software y equipos que permiten planificar las intervenciones quirúrgicas. El nuevo sistema permite tomar medidas de forma digital, seleccionar las prótesis más adecuadas para cada paciente de forma que se prevé y se define como se tiene que hacer y qué se necesita por la cirugía de forma exacta y segura antes de hacerla.

Con la misma filosofía se sitúa la nueva APP para el seguimiento de averías que usan las Direcciones de Servicios Generales e Infraestructura y la Dirección de Tecnología, que está pensada para dar respuesta a la movilidad de los técnicos de reparaciones.

Vall d’Hebron ha desarrollado un sistema de información, DocensTrack, para la gestión integral de la actividad docente, el seguimiento curricular de los 900 residentes que tenemos en el hospital y la automatización de las tramitaciones oficiales.

El proceso de hospitalización es uno de los que se han visto más beneficiados por la digitalización. Gracias a él se han generado paneles de control para las unidades de hospitalización, desde donde se gestiona la información a partir de diferentes orígenes de datos. En el control de cada unidad hay una pantalla para visualizar el estado que facilita la gestión de los pacientes.

Proyecto de trazabilidad de pacientes en quirófanos

El proyecto de localización en tiempo real de pacientes y activos destaca entre los de Smartprocess. Se ha implantado un sistema de identificación, localización y trazabilidad de pacientes para saber tanto su ubicación física como en qué punto se encuentran del proceso asistencial. El objetivo es disponer de información más cumplida en tiempo real, e implantar herramientas que automaticen el proceso quirúrgico. En definitiva, se consigue un proceso más seguro, eficiente y satisfactorio para pacientes y profesionales.

Comparte este contenido