La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron participa en un estudio pionero que clasifica las afectaciones en la piel en pacientes con COVID-19

Garcia Patos
Miércoles, 10 Junio, 2020

El estudio recoge 375 casos e identifica cinco tipos de lesiones, algunas de las cuales podrían servir como indicación de la infección.

Vall d’Hebron ha participado junto con 20 centros médicos más del Estado en el estudio más exhaustivo hecho hasta el momento en todo el mundo sobre las afectaciones cutáneas en pacientes con la enfermedad de la COVID-19. El estudio, que se ha hecho en un tiempo récord -solo dos semanas-, se publica en la revista British Journal of Dermatology y concluye que la piel también es un órgano diana del virus. Además, contiene un atlas con fotografías de los 375 pacientes. Como explica el Dr. Vicenç García-Patos, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Vall d’Hebron y jefe del grupo de Investigación Biomédica en Melanoma del Vall d’Hebron Instituto de Investigación, “todo empezó durante el pico de la pandemia, cuando los dermatólogos que nos habíamos unido a los equipos COVID-19 para tratar pacientes graves con neumonías empezamos a detectar afectaciones dermatológicas que no tenían ninguna explicación más que la presencia del virus.” A raíz de estas experiencias, dermatólogos de todo el Estado con el apoyo de la Academia Española de Dermatología y Venerología decidieron documentar todos estos casos de manera coordinada para estudiar los diferentes tipos de afectaciones cutáneas que se observaban.

Los 375 casos analizados permitieron identificar cinco tipos de lesiones cutáneas compatibles con la enfermedad de la COVID-19, que aparecen en pacientes de diferentes edades y con diferente gravedad de la enfermedad. Las cinco lesiones son las siguientes:

  • Lesiones similares a sabañones: aparecen en manos y pies a gente joven. Son lesiones de color violáceo que provocan picor o dolor, y surgen en la fase avanzada de la COVID-19, en pacientes leves.
  • Lesiones vesiculares: son vesículas que provocan picor, similares a la varicela, que aparecen en pacientes de mediana edad, antes de que se manifiesten otros síntomas de COVID-19.
  • Lesiones urticariales: son ronchas muy pruriginosas que aparecen en el mismo momento que otros síntomas de la COVID-19.
  • Otras erupciones: son las más frecuentes y las más inespecíficas. Podrían estar relacionadas también con el uso de los medicamentos utilizados.
  • Lesiones necróticas: aparecen en pacientes mayores y más graves. Probablemente son producidas por carencia de irrigación sanguínea a la piel.

De entre los cinco tipos de patologías de la piel descritas, las más interesantes son las que simulan los sabañones. Los sabañones son una afectación que aparece de manera recurrente en manos y pies en algunas personas durante los meses más fríos del año (normalmente entre diciembre y enero). El gran número de consultas por esta causa en las últimas semanas, en muchos casos en personas que no habían tenido nunca, hace que sea altamente probable que la aparición de sabañones esté relacionada con la infección por coronavirus. Según explica el Dr. Carlos González-Cruz, dermatólogo del Hospital Universitario Vall d’Hebron y coordinador del estudio en nuestra institución, “lo más interesante de todo es que la presencia de sabañones en la piel –sobre todo en niños y adolescentes- puede ser un indicador epidemiológico muy interesante en muchos pacientes sin ninguna otra sintomatología o con manifestaciones leves de COVID-19.” Además, se ha observado que los sabañones aparecen al final de la infección, cuando la PCR suele ser ya negativa. El estudio es pionero también en el formato porque publica un atlas fotográfico con más de 300 imágenes clasificadas en las 5 tipologías de lesiones “compatibles” con la COVID-19. Lo que todavía queda para averiguar es si las erupciones son consecuencia directa del virus o bien si salen por la inflamación del organismo derivada de la infección, a pesar de que se apunta que la segunda opción es la más probable.

Todos los pacientes incluidos en el estudio se consideraban casos de COVID-19 puesto que tenían síntomas compatibles con la enfermedad o bien dieron positivos en una prueba de PCR. En Vall d’Hebron se han registrado más de 70 casos con estas lesiones. En la recogida de imágenes ha sido capital la colaboración de los médicos de familia y pediatras de la Atención Primaria, que han puesto en contacto a los pacientes con los Servicios de Dermatología. El uso de las tecnologías de la comunicación ha sido clave también para facilitar el envío de las fotografías, con la participación y consentimiento de los pacientes.

Comparte este contenido