La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron pone en marcha una Unidad de Semicríticos para mejorar la asistencia de estos pacientes y ganar agilidad en la respuesta a la COVID-19

Unitat de Semicrítics
Miércoles, 22 Julio, 2020

La Unidad de Semicríticos permite una asistencia más especializada para este tipo de pacientes.

Vall d’Hebron ha puesto en marcha una Unidad de Semicríticos para ofrecer la mejor asistencia especializada a este tipo de pacientes. Además, esta nueva unidad, situada en la planta 5 del edificio anexo del Hospital General, está dotada con la tecnología necesaria para convertirse en una Unidad de Críticos en pocas horas en caso de que sea necesario, por ejemplo, por un aumento de los casos críticos de COVID-19. Por lo tanto, este dispositivo permite ganar agilidad y flexibilidad para dar respuesta a las necesidades actuales de los pacientes críticos en el contexto de la pandemia por la COVID-19. En esta unidad también se atienden pacientes del Servicio de Neumología y el Servicio del Aparato Digestivo.

Como explica el Dr. Oriol Roca, coordinador de la Unidad de Semicríticos, estos son pacientes que “están graves pero no requieren terapia activa de soporte vital o que no están suficientemente bien para estar en planta. Hacemos una vigilancia continua monitorizada y una evaluación médica frecuente”.

El Dr. Ricard Ferrer, jefe del Servicio de Medicina Intensiva, destaca que esta unidad está diseñada para convertirse en una Unidad de Críticos en pocas horas. “Dispone de la misma tecnología médica que una UCI, como, por ejemplo, respiradores o monitores de presión arterial, frecuencia cardíaca o saturación de oxígeno. Solo habría que aumentar la ratio de médicos y profesionales de enfermería”.Como añade el Dr. Ricard Ferrer, “esta capacidad de convertirse en UCI está pensada para dar respuesta a un posible aumento de pacientes críticos por la COVID-19”.

Hay que recordar que Vall d’Hebron es el hospital de Catalunya que más pacientes ha atendido por COVID-19 durante esta pandemia. Ya se han atendido más de 3.300 pacientes, de los cuales más de 350 han sido críticos. En el pico más elevado de la pandemia había ingresados más de 700 pacientes, 180 de los cuales eran pacientes críticos. Antes de la pandemia, Vall d’Hebron disponía de una UCI de 56 camas. En pocos días, se habilitaron 222 camas de críticos, de las cuales se llegaron a ocupar más de 180. Además, el Plan de contingencia de Vall d’Hebron contemplaba habilitar hasta 350 camas de UCI. Como enfatiza el Dr. Ricard Ferrer, “la capacidad para dar respuesta a las necesidades de los pacientes críticos no está determinada únicamente por la tecnología. La clave ha sido y es la preparación y especialización de los profesionales de Vall d’Hebron, tanto médicos como profesionales de enfermería, auxiliares de enfermería, fisioterapeutas y celadores”.

La creación de esta nueva Unidad de Semicríticos permitirá también mejorar el flujo de pacientes en el Servicio de Urgencias y en la Unidad de Cuidados Intensivos, ya que no hará falta que los pacientes semicríticos estén en estos dispositivos. “Este es un factor que ya nos permite disponer de más camas de UCI, camas que podemos necesitar para pacientes con la COVID-19”, indica el Dr. Ricard Ferrer.

La enfermería, clave en esta unidad multidisciplinaria

El papel de la enfermería es fundamental en el funcionamiento de la unidad. Como explica María José Sala, enfermera clínica de la Unidad de Semicríticos, “las enfermeras de la Unidad de Semicríticos somos profesionales especializadas en las curas de este nivel asistencial y nos encargamos de asegurar la continuidad asistencial de los pacientes entre los diferentes servicios y niveles asistenciales”.

La Unidad de Semicríticos es un dispositivo multidisciplinario que está coordinado por el Servicio de Medicina Intensiva y dispone de 24 camas en 12 habitaciones dobles. Dieciséis de estas camas están destinadas a pacientes del Servicio de Medicina Intensiva, cuatro a pacientes del Servicio de Neumología y cuatro a pacientes del Servicio del Aparato Digestivo. Como explica la Dra. Anna Accarino, jefa del Servicio del Aparato Digestivo, “este dispositivo es muy adecuado, no solo para pacientes con hemorragia digestiva grave, sino también para otras patologías digestivas graves como las pancreatitis agudas, sepsis de origen biliar y enfermedad inflamatoria intestinal”. Por su parte, el Dr. Jaume Joan Ferrer, jefe del Servicio de Neumología, explica que “los pacientes con deficiencias ventilatorias, hemoptisis, embolias pulmonares, hipertensión arterial pulmonar o trasplantados, necesitan muchas veces una asistencia a nivel de Unidad de Semicríticos”.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dr. Ricard
Ferrer Roca
Jefe de Servicio
Medicina Intensiva
Dr. Marcos
Pérez Carrasco
Médico
Medicina Intensiva
Dr. Álvaro
García Del Campo
Médico
Medicina Intensiva
Dr. Juan Carlos
Ruiz Rodríguez
Médico
Medicina Intensiva
Investigador Principal
Shock, disfunción orgánica y resucitación
Dr. Jordi
Riera del Brío
Médico
Medicina Intensiva
Investigador Principal
Shock, disfunción orgánica y resucitación
Sr. Cristian
Torres Salguero
Enfermero/a
Medicina Intensiva