La actualidad de todo Vall d'Hebron

El Servicio de Urología de Vall d'Hebron, puntero en cirugía robótica

cistectomies Vall d'Hebron
Martes, 20 Octubre, 2020

El Servicio de Urología ha realizado 770 prostatectomías radicales, 164 nefrectomías parciales y más de cien cistectomías radicales con el robot Da Vinci.

Desde el inicio del programa de cirugía robótica en 2009, el Servicio de Urología de Vall d'Hebron ha realizado 770 prostatectomías radicales robóticas por cáncer de próstata, 164 nefrectomías parciales por tumores renales complejos y 133 cistectomías radicales robóticas, 50 de ellas con derivación intestinal intracorpórea.

Vall d'Hebron superó el agosto pasado las cien cistectomías radicales en pacientes con cáncer de vejiga. La cistectomía radical es el tratamiento estándar en pacientes que presentan un tumor vesical no músculo infiltrante que no responde a terapia intravesical o en aquellos casos de carcinomas vesicales músculo infiltrantes localizados.

En el caso de los hombres, la cistectomía radical supone la extirpación de la vejiga, la próstata, vesículas seminales, uréteres distales y ganglios linfáticos regionales. En mujeres, incluye la extirpación de la vejiga, la uretra, la vagina adyacente, el útero, los uréteres distales y los ganglios linfáticos regionales. Después de la extirpación, existen dos alternativas de derivación urinaria, abdominal (estoma) o uretral (neovejiga), utilizando varios segmentos intestinales.

El Servicio de Urología también ha realizado más de 770 prostatectomías radicales con el robot Da Vinci, una intervención en la cual se extirpa completamente la próstata del paciente y acostumbra a realizarse en hombres con cáncer de próstata y una expectativa de vida mayor de diez años y que permite mejorar las tasas de continencia y preservación eréctil.

Así mismo, ha llevado a cabo 164 nefrectomías parciales robóticas para tratar tumores renales, en muchos casos de alta complejidad por la localización del tumor y/o en pacientes monorrenos o con insuficiencia renal. En este caso el robot permite evitar la nefrectomía total y preservar el máximo de tejido renal sano funcionando.

Mejor recuperación del paciente

La cirugía robótica facilita la recuperación de los pacientes y minimiza posteriores cicatrices. Así mismo reduce el dolor postoperatorio y mejora los resultados funcionales de los pacientes en aspectos como la potencia eréctil o la continencia urinaria. La tecnología robótica permite ampliar el rango de movimientos del instrumental quirúrgico a la cavidad abdominal y mejorar la visibilidad del cirujano mediante cámaras de alta definición y visón 3D.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Sra. Adela
Amat Huerta
Supervisora de Enfermería
Urología
Noticias y actividades