La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron pone en marcha el edificio Garbí con 56 camas de agudos y 32 de críticos y semicríticos para atender pacientes con COVID-19

Martes, 16 Febrero, 2021

Salud invierte 18 M€ en el edificio Garbí. Este nuevo espacio, gestionado por Vall d'Hebron y situado en el Parc Sanitari Pere Virgili, está pensado para concentrar la atención de pacientes con coronavirus de Vall d'Hebron. 
La UCI está conectada telemáticamente con la UCI del hospital general para centralizar y facilitar las interconsultas y el seguimiento en tiempo real de la evolución de los pacientes. 

 

 

El nuevo edificio Garbí, el espacio polivalente dedicado a la atención de pacientes con COVID-19 del Hospital Universitari Vall d'Hebron, ya está en marcha. El edificio, situado en el Parc Sanitari Pere Virgili, cuenta con 56 camas de agudos y 32 de críticos y semicríticos.

Tiene 3.111 metros cuadrados y cuatro plantas. Cada una cuenta con 777 metros cuadrados y está equipada con la misma tecnología que disponen las plantas de hospitalización y UCI del Hospital General Vall d'Hebron. El objetivo es que el edificio Garbí concentre la atención de pacientes con COVID-19 que lleguen a Vall d'Hebron. El nuevo centro contará con 320 profesionales, en caso de que se llegue al máximo de pacientes, que forman parte del equipo asistencial del Hospital Universitari Vall d'Hebron.

La consejera de Salut, Alba Vergés, pone esta actuación como ejemplo de la capacidad del sistema sanitario para mantener la actividad no COVID, de casuística y patología diversa que hay que atender. “Hemos hecho un esfuerzo para hacerlo posible durante la segunda y la tercera oleada, para mantener la actividad a pesar de la pandemia”, enfatiza la consejera antes de recordar que estos espacios permanecerán activos para otros usos cuando acabe la epidemia, “formando parte del sistema público de salud, para ofrecer una sanidad más robusta y para seguir garantizando el derecho a la salud a la ciudadanía”.

Por su parte, el director del Servei Català de la Salut, Adrià Comella, valora que la creación de este espacio “hará crecer Vall d'Hebron en capacidad asistencial y diagnóstica y permitirá recuperar otros espacios ‘hipotecados’ durante la primera oleada de la pandemia”. Todo ello, dando servicio al conjunto de la ciudad de Barcelona “desde la excelencia, la calidad y el conocimiento de este centro hospitalario”. Comella añade que esta actuación se suma a otros muchas realizadas en diferentes centros de Catalunya, que en mayor o menor medida han visto aumentada la inversión en infraestructura, en tecnología y en otros recursos.

Como explica el Dr. Albert Salazar, gerente del Hospital Universitari Vall d'Hebron, en el nuevo edificio Garbí “creamos un circuito eficaz y seguro para los pacientes y los profesionales”. Los pacientes llegarán al Servicio d‘Urgencias del Hospital General Vall d'Hebron y desde allí se valorará si requieren ingreso en la planta de hospitalización o la UCI del nuevo edificio Garbí o quedan ingresados en el Hospital General Vall d'Hebron.“Este nuevo edificio Garbí es una extensión de Vall d'Hebron con la misma calidad técnica y profesional que el Hospital. Y, gracias a este nuevo espacio, que nos permite incrementar nuestra capacidad hospitalaria, podremos dedicar más recursos en el Hospital General Vall d'Hebron para otras patologías”, añade el Dr. Albert Salazar

Dos plantas de hospitalización

La primera y segunda planta están preparadas para la hospitalización de pacientes agudos con COVID-19. Tienen capacidad para ingresar hasta 56 pacientes, 28 por planta, y dependen de los Servicios de Enfermedades Infecciosas y Neumología.

Las habitaciones son amplias y luminosas, puesto que la construcción aprovecha la situación privilegiada para captar la luz natural, y tienen capacidad para dos, tres o cinco pacientes. Todos los pacientes tendrán a su disposición tabletas táctiles para contactar con familiares y hacer más amena la estancia.

Las instalaciones se han diseñado especialmente teniendo en cuenta los circuitos y medidas de prevención y aislamiento para pacientes con COVID-19 y la seguridad de los profesionales.

Una UCI diáfana para críticos y semicríticos

En la tercera planta, se ubica la Unidad de Cuidados intensivos (UCI), un espacio diáfano con 32 camas para críticos, y gestionada por el Servicio de Medicina Intensiva de Vall d'Hebron. Los profesionales del Servicio de Neumología atenderán a los pacientes semicríticos que se ubiquen en esta planta.

Esta UCI dispone de un control de enfermería y también está conectada telemáticamente con la UCI del Hospital General Vall d'Hebron para hacer seguimiento del paciente. De este modo, los pacientes están monitorizados a través de un control de enfermería que comparte información en tiempo real con la UCI del Hospital General Vall d'Hebron. Esta Unidad de Cuidados intensivos, inaugurada en 2018, es una UCI inteligente, con la tecnología más avanzada y conectada a la Smart Display, un programa que integra todos los datos clínicos y de seguridad y las transforma en información que facilita la toma de decisiones por parte de los profesionales.

Laboratorio para pruebas PCR y TAC

En la planta 0, se encuentra la sala de extracciones y el laboratorio, con capacidad para analizar entre 4.500 y 5.000 pruebas PCR cada día. Funciona desde el 8 de febrero y al frente está el Servicio de Microbiología de Vall d'Hebron. Los pacientes que tienen que hacer las extracciones, por seguridad, esperan su turno en el exterior. Las salas de extracciones tienen presión de aire negativa. De este modo, cuando una persona se hace una PCR, el aire de la sala se queda dentro, no sale hacia fuera, reduciendo al máximo la posibilidad de contagio con otras personas.

Esta planta también dispone de un dispositivo para hacer tomografías computarizadas (TAC), que gestiona el Instituto de Diagnóstico por la Imagen (IDI) de Vall d'Hebron. Los TAC son muy relevantes para ayudar en el diagnóstico y seguimiento del paciente crítico COVID-19, puesto que permiten detectar la presencia de neumonía en los pulmones u otras complicaciones como embolias pulmonares.

Proyecto hospitales satélites

El edificio Garbí es uno de los cinco espacios polivalentes que el Servei Català de la Salut encargó construir a mediados de septiembre para dar respuesta a la pandemia de la COVID-19. Salud ha invertido 18 millones de euros. Los espacios servirán a corto plazo para hacer frente a la pandemia, pero también están diseñados para ser útiles en un futuro.

Está situado en el Parc Sanitari Pere Virgili, empresa pública que proveerá a la nueva equipación del servicio integral de gases medicinales, el servicio de alimentación para pacientes y profesionales, y la jardinería, limpieza y mantenimiento general exterior, entre otros servicios de apoyo.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dra. Maria José
Abadías Medrano
Subdirector
Dirección Asistencial
Dr. Antonio
Roman Broto
Director Asistencial
Dirección Asistencial
Sra. Esther
Tomas Martinez
Directora d'Infraestructuras y Tecnología
Dirección de Infraestructuras i Tecnología
Dr. José Manuel
Domínguez González
Subdirector
Dirección Asistencial
Dr. Jaume Joan
Ferrer Sancho
Jefe de Servicio
Neumología
Dr. Ricard
Ferrer Roca
Jefe de Servicio
Medicina Intensiva
Dr. Benito
Almirante Gragera
Jefe de Servicio
Enfermedades Infecciosas
Investigador Principal
Enfermedades Infecciosas
Dr. Maria Luiza
De Souza Galvão
Coordinador Médico
Neumología
Sra. Pilar
Giron Espot
Supervisora de Enfermería
Ictus y Hemodinámica Cerebral
Sra. Carmen
Ferrer Barbera
Supervisora de Enfermería
Enfermedades Infecciosas
Dra. Dimelza
Osorio Sánchez
Responsable/Coordinador
Dirección Asistencial
Dr. Marcos
Pérez Carrasco
Médico
Medicina Intensiva
Dr. Fernando
Salvador Vélez
Noticias y actividades
Descubre más