El Jardín Sonoro transforma las salas de espera en una experiencia musical que ayuda a reducir las emociones negativas de los pacientes

Escuchar sonidos de la naturaleza, como el cantar de los pájaros o la sinfonía del agua, mejora la experiencia de pacientes y acompañantes durante el tiempo de espera y favorece a su relajación

20/10/2022

 

Para reducir el tedio y la angustia de las salas de espera, el Hospital Universitario Vall d’Hebron ha puesto en marcha el Jardín Sonoro, una iniciativa pensada para mejorar la experiencia de pacientes y acompañantes. Se trata de un proyecto de Atención Ciudadana y Participación para llevar sonidos de la naturaleza y música relajante a las salas de espera. "Trabajamos para reducir las experiencias adversas que puede causar un ambiente estresante y lo hacemos apostando por la música, que nos ayuda a activar estímulos positivos”, explica Ana Martí, coordinadora de Atención y Participación Ciudadana. “Esta iniciativa es una pieza más para ofrecer una atención humanizada", comenta.

La iniciativa ya está en funcionamiento a la sala de espera del servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital de Traumatología, Rehabilitación y Quemados, y en una sala de espera del Servicio de Urgencias del Hospital General.

La música invita a pacientes y acompañantes a cerrar los ojos y sentirse en un espacio natural. El hilo sonoro está inspirado en sonidos de la naturaleza, como el cantar de los pájaros, el sonido de las olas o el tintineo de la lluvia. Son músicas creadas con instrumentos naturales que ayudan a tranquilizar a los pacientes y a sus acompañantes durante el tiempo de espera, a reducir las emociones negativas y suavizar el volumen de las conversaciones, entre otros beneficios.

Para valorar los resultados, se ha realizado una encuesta entre pacientes y acompañantes que han pasado por las salas de espera en las que ya se pueden escuchar las músicas. El 80% valora la experiencia de manera positiva y reconfortante. Y las mujeres jóvenes añaden que la música las ha ayudado a reducir el nivel de ansiedad durante la espera.

Es el caso de Pilar, de 37 años, que considera que "es una buena iniciativa, porque la música es relajante, crea un ambiente agradable y ayuda al hecho de que la espera se haga más amena”. “Me gustan sobre todo los sonidos de la naturaleza, como los de los pájaros o los del agua”, destaca. A su lado, Nieves, de 38 años, dice que "el ambiente es más tranquilo en una sala de espera donde hay música relajante que donde no hay”. “Con la música, las personas no elevan tanto el volumen de la voz e, incluso, no hace falta pasar el rato mirando el móvil, basta con escuchar la música", añade.

El Dr. Manel Escobar, director clínico del Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del IDI Vall d’Hebron, comenta que "la sensación del Servicio es que los y las pacientes viven el Jardín Sonoro como una ambientación que ayuda a relajarse y algunos pacientes, más las mujeres que los hombres, han mostrado su satisfacción con la experiencia".

La iniciativa cuenta con la colaboración de la empresa “La Huella”, que crea la música que se puede escuchar en las salas de espera, y de la empresa Ecler, que está detrás la instalación de los altavoces y del microamplificador desde donde se controla todo el sistema. Una colaboración para ayudar a que quien espera no desespere.

 

"Trajamos para reducir las experiencias adversas que puede causar un ambiente estresante y lo hacemos apostando por la música, que nos ayuda a activar estímulos positivos”

Compartir:

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.