Vall d'Hebron y Nani Roma visibilizan el cáncer de vejiga: “No se tiene que pasar por alto la presencia de sangre en la orina”

La Semana de la Urología, del 26 al 30 de septiembre, este año incide en los síntomas del cáncer de vejiga, un gran desconocido pese a ser uno de los cinco tumores con más incidencia a Europa 

28/09/2022

El cáncer de vejiga es uno de los cinco tumores más diagnosticados a Europa. En España, se diagnostican más de 12.000 casos nuevos cada año y en Europa, 200.000. Es el cuarto tumor con más incidencia entre los hombres, por detrás del de próstata, pulmón y colon, y el quinto más diagnosticado en mujeres, después del de mama, pulmón, colon y útero. Pero a pesar de tener una de las incidencias más altas en Europa, el cáncer de vejiga es un gran desconocido.

Una detección a tiempo es clave. Los pacientes que se diagnostican en un estadio inicial tienen una probabilidad del 80% de supervivencia a cinco años, mientras que la esperanza de vida cae a la mitad en caso de diagnosticarse en estadios más avanzados. Afortunadamente, en muchos casos no es un tumor silencioso. El síntoma más frecuente es la presencia de sangre en la orina. Coincidiendo con la Semana de la Urología, que se celebra del 26 al 30 de septiembre, el Hospital Universitario Vall d’Hebron se suma a la campaña de la Asociación Europea de Urología (EAU), que este año quiere dar visibilidad a la importancia del diagnóstico precoz y no pasar por alto un cambio de color en la orina. “La presencia de sangre en la orina o hematuria suele ser el primer síntoma de cáncer de vejiga y tiene que ser motivo de consulta al especialista”, avisa el Dr. Albert Carrión, adjunto de la sección de Cáncer de Vejiga del Hospital Universitario Vall d’Hebron. “Al margen de un cambio de color de la orina, tenemos que estar atentos a otros síntomas como pueden ser alteraciones en la micción, como evacuar más a menudo o sentir dolor”, añade.

La fotografía del paciente de cáncer de vejiga suele ser la de un hombre fumador mayor de 60 años. Pero también hay casos en mujeres u hombres jóvenes no fumadores, como el del piloto Nani Roma, doble ganador del Rally Dakar, en moto, en 2004, y en coche, diez años más tarde. Su caso es poco habitual, debido a que se trata de un hombre joven sin antecedentes y no fumador. El Dr. Albert Carrión, adjunto de la sección de Cáncer de Vejiga, junto al Dr. Fernando Lozano y el jefe de la sección, el Dr. Carles Raventós, han hecho el seguimiento y análisis de su caso. El equipo forma parte de la Unidad de Urología liderada por el Dr. Enrique Trilla. El piloto Nani Roma, que después de alejarse de las competiciones una temporada, vuelve a pisar el acelerador, apoya la campaña para reconocer a tiempo los síntomas de este tumor con la intención de anticipar diagnósticos y reducir las tasas de mortalidad. "Si hubiera identificado la presencia de sangre en la orina como factor de riesgo, habría visitado antes el doctor", dice. El equipo médico que lo trata explica que su recuperación ha sido récord gracias a su condición física. "Pasó por quirófano en junio y ya vuelve a conducir", apunta el Dr. Carles Raventós.

Factores de riesgo

La vejiga es el órgano encargado de almacenar la orina y los principales factores de riesgo para desarrollar un cáncer de vejiga son el envejecimiento y el tabaco. Está causado por cambios en las células de la vejiga y puede estar relacionado con la exposición a ciertas sustancias químicas.

El envejecimiento no se puede evitar, pero el tabaco sí. La excreción continuada de sustancias tóxicas del tabaco a través de la orina pueden acabar originando un cáncer. Hay otras causas menos frecuentes, como las relacionadas con la exposición laboral a otros productos como pinturas, tintes o metales. “Estos casos han bajado gracias a las medidas de protección laboral como por ejemplo el uso de mascarilla”, constata el Dr. Albert Carrión. Una última causa poco habitual son infecciones urinarias causadas por parásitos.

La investigación salva vidas

El cáncer de vejiga se clasifica segun su agresividad. El más usual es un tumor no musculo-invasivo. Lo sufre un 75% de los pacientes, no invade el músculo de la vejiga y tiene un buen pronóstico. Se puede tratar con instilaciones de quimioterapia o inmunoterapia dentro de la vejiga. La vacuna del cáncer de vejiga fue la primera inmunoterapia al funcionar. “Instilamos el bacilo de la tuberculosis modificado (BCG) directamente a la vejiga y el cuerpo reacciona provocando una respuesta inmunitaria que elimina las células cancerígenas”, explica el Dr. Albert Carrion.

El 25% de los tumores que son musculo-invasivos y se tratan con quimioterapia y posteriormente con la extirpación de la vejiga. Este procedimiento, denominado cistectomia, se puede realizar con una técnica mínimamente invasiva mediante el robot Da Vinci. “En función del tipo de paciente, podemos extraer la vejiga y reconstruir una nueva vejiga con un trozo de intestino”, detalla el Dr. Albert Carrión. La sección de Cáncer de Vejiga del Hospital Vall d’Hebron fue pionera en esta técnica realizando la primera reconstrucción intracorpórea de vejiga mediante el robot Da Vinci de Cataluña en 2017.

Enfermería juega un papel destacado en esta carrera. “Somos las primeras en recibir a los pacientes después del primer diagnóstico de los casos no musculo-invasivos”, comenta Natalia Pujala, enfermera de la sección de Cáncer de Vejiga. “Los acompañamos durante todo el tratamiento. El más habitual es la inmunoterapia con el bacilo de la tuberculosis (BCG). Tiene una buena tolerancia. Habitualmente, damos un primer tratamiento de seis semanas y después de mantenimiento en periodos de tres semanas alternados con tres meses para descansar”, describe.

“La presencia de sangre en la orina o hematuria suele ser el primer síntoma de cáncer de bufeta y ha de ser motivo de consulta al especialista”

Compartir:
Professionals relacionats

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.