La actualidad de todo Vall d'Hebron

Finalizan las Jornadas con motivo del Día Mundial de la Seguridad del Paciente

Viernes, 17 Septiembre, 2021
Con motivo del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, el Hospital Universitario Vall d'Hebron ha organizado tres jornadas en línea para trabajar la prevención y la cultura hacia la calidad y la seguridad en la atención al y a la paciente.

Hoy, 17 de septiembre, es el Día Mundial de la Seguridad del Paciente. Por este motivo, el Hospital Universitario Vall d’Hebron ha organizado tres jornadas 100% en línea con el fin de trabajar la prevención y la cultura hacia la calidad y la seguridad en la atención al y a la paciente. Se trata de la I Jornada de Seguridad en el Proceso Oncológico (celebrada el 15 de septiembre); la I Jornada de Seguridad en el Proceso de Críticos (16 de septiembre), y la I Jornada de Seguridad en el Proceso de Donación y Trasplante (17 de septiembre).

Hasta 900 profesionales de Vall d’Hebron y otros centros catalanes han asistido virtualmente a alguna de las tres jornadas, que han sido organizadas por la Unidad de Seguridad del Hospital Universitario Vall d’Hebron y han contado con la participación desinteresada de profesionales asistenciales de los tres ámbitos, y con la acreditación del Consejo Catalán de la Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias. En anteriores ocasiones, en Vall d’Hebron se habían organizado acontecimientos de sensibilización como por ejemplo la I Jornada de Seguridad del Paciente de la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI) de 2019 o la Jornada Virtual de Innovación en Seguridad de Pacientes del 2020. Cómo apunta el Dr. Albert Salazar, gerente de Vall d’Hebron, “cada vez la seguridad clínica y del paciente se está convirtiendo en un tema clave y agradezco a todos los docentes por hacer posible la jornada”.

Los objetivos generales de las tres jornadas han sido: promocionar la cultura de seguridad, generar una cultura justa y transparente (no punitiva) hacia de la cultura de seguridad y sensibilizar a los y las profesionales a través de experiencias de su práctica diaria. “El modelo de seguridad en Vall d’Hebron se basa en tres pilares: prevención, respuesta y seguimiento”, explica el Dr. Jesús Martínez, coordinador de la Unidad de Seguridad. “Entendemos la cultura de la seguridad del centro como la implicación de todos los y las profesionales conjuntamente con la Dirección del centro. Fomentamos la notificación de los acontecimientos adversos que causan incidentes de seguridad porque buscamos respuestas que nos permitan mejorar el sistema, sin buscar culpables del incidente”, añade el Dr. Martínez.

Las jornadas han contado con la participación de profesionales asistenciales expertos y expertas de Vall d’Hebron y de referentes en seguridad de los tres ámbitos que se han tratado (oncología, trasplantes y críticos) y de todos los diferentes estamentos profesionales (facultativos y facultativas, enfermeras y enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores y celadoras, administrativos y administrativas), así, como con otros profesionales de relevancia del territorio. Cada una de las jornadas ha contado con una conferencia magistral inicial y con talleres interactivos y participativos donde se ha compartido unos videos de casos simulados ambientados en cada una de las tres áreas (en la UCI, durante el proceso de donación/trasplante, en el Hospital de Día de Oncología...) que han permitido a los asistentes trabajar unos objetivos de aprendizaje (qué es un incidente de seguridad, qué tipos de incidentes existen, cuáles son los factores contribuyentes y los factores atenuantes, la detección de la primera y segunda víctima entre otros). También varios profesionales han compartido con las personas asistentes experiencias dentro de su ámbito así como proyectos actuales y futuros relacionados con la seguridad.

La seguridad del paciente, una apuesta clave de Vall d’Hebron en los últimos años

Los múltiples estudios que se han hecho sobre la seguridad de los pacientes en diferentes países han puesto de manifiesto la magnitud de esta cuestión en la asistencia sanitaria y han provocado que dentro de los centros hospitalarios sea una máxima prioridad. Por este motivo, la seguridad es uno de los aspectos clave que impulsa Vall d’Hebron. A la práctica, esto se ha traducido en una remodelación de la gestión de la seguridad en todos los procesos asistenciales, la creación de la Unidad de Seguridad y la transformación de la Comisión de Seguridad del Paciente y el Profesional con el objetivo de mejorar la seguridad de pacientes y profesionales en todos los ámbitos asistenciales.

Así, se han identificado unos líderes clínicos referentes de seguridad del paciente para cada proceso asistencial y, dentro de estos, en cada Unidad o Servicio de Vall d’Hebron. El conjunto de referentes asignados conforman la red de referentes de seguridad. Estos referentes, que provienen de los diferentes estamentos del hospital (personal médico, de enfermería, celadores, etcétera) han sido formados para gestionar las incidencias de seguridad y para que participen en los grupos de mejora de procesos, en los cuales analizan e identifican los aspectos de seguridad que se pueden mejorar. Además, los referentes son los responsables de formar sus compañeros en los aspectos relacionados con la seguridad y de fomentar la cultura de seguridad en su ámbito. Por otro lado, cuando se informa de una incidencia de seguridad en un proceso asistencial, se crea un grupo de trabajo entre los profesionales que trabajaban para analizar y encontrar soluciones que prevengan que la incidencia se pueda repetir.

Los últimos años, Vall d’Hebron ha desarrollado numerosos proyectos relacionados con la seguridad, entre los cuales destacan la estandarización de los carros de paradas cardiorespiratorias y su circuito de revisión; el proyecto de atención a profesionales implicados en incidentes de seguridad (atención psicológica, jurídica o a nivel laboral); las pulseras de identificación con indicador de alergias; la estandarización del circuito de revisión de las bombonas de oxígeno, y la implementación de un cuadro de mando de seguridad del paciente, que automatiza y centraliza hasta 76 indicadores de incidencias como por ejemplo cuántos pacientes han sufrido complicaciones médicas o quirúrgicas o cuántas caídas con lesión ha habido en pacientes hospitalizados en un determinado periodo de tiempo. Estos indicadores sirven para posteriormente idear mejoras y encontrar las soluciones más adecuadas.

Comparte este contenido