La actualidad de todo Vall d'Hebron

La cocina de Vall d’Hebron vela por la salud del medioambiente

reconeixements, aliments, salut, Hospital MaternoInfantil, Hospital de Traumatologia i Rehabilitació, Vall d'Hebron
Miércoles, 16 Mayo, 2018

El Hospital Universitari Vall d’Hebron es socio de Health Care Without Harm (Cuidar la Salud sin Dañar, HCWH), una organización sin ánimo de lucro que, en un reciente análisis, reconoce el trabajo de Vall d’Hebron para mejorar la comida de los pacientes y reducir el desperdicio de alimentos.

Asegurar la calidad de vida de los pacientes y sus familias es una firme apuesta del Hospital Universitari Vall d’Hebron. Por este motivo se está trabajando en mejorar día a día la comida que se sirve en el hospital y reducir el desperdicio de alimentos. Recientemente, la Health Care Without Harm (Cuidar la Salud sin Dañar, HCWH), organización sin ánimo de lucro de la que Vall d’Hebron es socio, ha publicado un informe (“Reduciendo la malnutrición hospitalaria con un enfoque de economía circular”), en el que destaca la labor de Vall d’Hebron en este sentido. Esta organización internacional, integrada por hospitales, sistemas sanitarios, profesionales de la salud, administraciones, centros de investigación y otras organizaciones ambientales y de salud, tiene como objetivo influir en el ámbito de la salud para cuidar el medioambiente.

En el citado documento, HCWH señala que Vall d’Hebron “está introduciendo frutas, hortalizas, verduras y carne de proximidad y, en algunos casos, ecológica. Esta gran oferta alimentaria y la apuesta que se ha hecho por mejorar la comunicación y coordinación entre la cocina y los diferentes departamentos hospitalarios y los pacientes, ha supuesto una reducción del desperdicio alimentario”. Asimismo, esta organización pone en valor el hecho de que Vall d’Hebron es uno de los primeros hospitales en los que el residuo no genera gasto. El residuo que se produce en el ciclo de la comida pasa por un circuito de valor gracias a un triturador que convierte el residuo orgánico húmedo en residuo orgánico seco preparado para el compostaje.

HCWH también enfatiza que Vall d’Hebron cuenta “con una Unidad de Soporte Nutricional, que realiza dietas personalizadas, y dispone de un departamento de Dietética que efectúa ajustes diarios en las dietas de los pacientes que así lo precisan, respecto a sus intolerancias o alergias”.

Cabe señalar que, con el objetivo de seguir avanzando cada día en el ámbito de la alimentación, se realizan encuestas de satisfacción y se ha mejorado la presentación de los menús. Además se ha implantado en cada unidad clínica de hospitalización un sistema de gestión de stock de nevera, con zumos, infusiones, leche, café, pan de molde, etc., para un mayor control de las caducidades de los alimentos y consumos, que suele ser una de las principales causas del desperdicio alimentario en un hospital.

Por último, el informe concluye que “Vall d'Hebron está avanzando para favorecer un consumo de alimentos de gran calidad, locales y orgánicos, y mejorar la salud de sus pacientes y contribuir a la sostenibilidad ambiental”.

Comparte este contenido
 
Noticias y actividades