La actualidad de todo Vall d'Hebron

Un paciente hospitalizado se casa en Vall d’Hebron

Jueves, 23 Septiembre, 2021

El personal de Vall d’Hebron se ha implicado en la organización de la boda del paciente, ingresado en Neumología, con su pareja.

Hoy se ha celebrado en Vall d’Hebron la boda de Francisco, un paciente ingresado en Neumología, con su pareja. Los dos comunicaron ayer a mediodía al personal de que la juez había autorizado a realizar la ceremonia y, en tiempo récord, los profesionales que han tenido contacto con Francisco se han implicado en la celebración.

Enfermeras, enfermeros, técnicos y técnicas en curas auxiliares de enfermería (TCAI), celadoras y celadoras, médicos y médicas han decorado la sala, han forrado las sillas, han preparado serpentinas y confeti con trozos de bata estéril y han ayudado a peinarse a la novia para la ceremonia, que solo ha contado con la presencia de dos testigos. Para desinfectar la sala han contado con la implicación del personal de la limpieza. La música ha tenido un papel importante en la ceremonia, puesto que el novio es un técnico de sonido que ha trabajado con grupos como Ojos de Brujo, el guitarrista Pedro Javier González, Antonio Restucci y muchos artistas flamencos, además de músico aficionado. En la ceremonia ha sonado Take it to the sun a través de un ordenador con altavoces.

Una médica residente ha leído la carta de Santo Pablo a los corintios, una lectura recurrente en bodas. “El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tienen en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad”, dice la epístola. Una jueza ha oficiado la ceremonia civil por vídeollamada.

Los y las profesionales de Vall d’Hebron han llevado a la pareja un ramo y un pastel. Cocineros y cocineras y auxiliares de hoteleria han preparado a la pareja un menú especial, con los nombres de los novios. “Hemos acompañado a la pareja en este momento tan emotivo, se trata de la primera boda que se celebra en la planta. Desde enfermería siempre estamos en la primera línea de atención al paciente y nos implicamos en la humanización de las curas”, valora Mar Sevillano, enfermera supervisora de sistema respiratorio.

“La implicación del personal en la ceremonia va más allá de la parte médica, se inscribe dentro de la humanización de las curas y la empatía hacia los y las pacientes”, explica la Dra. Ana Villar, del Servicio de Neumología.

Comparte este contenido