La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron, comprometido con la prevención del delirium

Dia Mundial del Delirium
Miércoles, 11 Marzo, 2020

Coincidiendo con el Día Mundial, publicamos un video con medidas prácticas para luchar contra una patología que afecta a uno de cada cuatro pacientes hospitalizados.

El delirium es un deterioro agudo de la función cognitiva que se caracteriza por dificultad para concentrarse, desorientación, alteración de la conciencia y, a veces, alucinaciones. Lo sufren uno de cada cuatro pacientes hospitalizados y afecta sobre todo a personas de edad avanzada y con un deterioro cognitivo previo. “El delirium, a menudo infradiagnosticado, se puede prevenir con una serie de medidas prácticas, hay que procurar hospitales acogedores a los pacientes más frágiles e implicar a todos los profesionales, en especial al personal de enfermería”, expone el Dr. Antonio San José, jefe de la Sección de Medicina Interna - Geriatría de Vall d’Hebron y coordinador de la Unidad de Hospitalización al paciente agudo frágil Vall d’Hebron-San Rafael.

Coincidiendo con el Día Mundial del Delirium, Vall d’Hebron quiere concienciar sobre este problema médico, que acostumbra a tener como desencadenantes infecciones o deshidratación, intervenciones quirúrgicas, fractura de fémur, algunos medicamentos y cualquier enfermedad aguda grave. Por este motivo, hemos publicado un video que destaca la importancia de prevenir el delirium que, una vez se produce, aumenta la dependencia funcional de los pacientes más frágiles, su institucionalización, el riesgo de desarrollar demencia e incluso la mortalidad.

“El paciente prototipo es una persona mayor, que ingresa vía urgencias en un centro hospitalario por una enfermedad aguda como una neumonía o por una fractura de fémur y, 48 horas después del ingreso, presenta de forma repentina y con una evolución fluctuante un cuatro de dificultad de concentración, y alternancia entre un estado de agitación y nerviosismo con periodos de somnolencia”, ejemplifica el Dr. San José: “A pesar de que el delirium puede ser reversible, pone en peligro el tratamiento por la enfermedad que lo ha desencadenado y los pacientes pueden sufrir secuelas graves como sufrir pérdidas prolongadas, tanto funcionales como cognitivas, de las cuales no vuelven a recuperarse al cien por cien. Además, el antecedente de un episodio de delirium es un factor de riesgo importante de nuevos episodios”.

El importante papel del personal de enfermería

“Tenemos que conseguir que el paciente ingresado mantenga las condiciones básicas de visión y audición –es decir, que conserve gafas y audífonos–, que esté orientado y sepa cuando es de día y por la noche, respetar su descanso durante los turnos nocturnos, vigilar la medicación que provoca más delirium y promocionar la movilidad durante los ingresos y evitar al máximo la contención”, enumera el jefe de la Sección de Medicina Interna - Geriatría de Vall d’Hebron. El hecho de que el paciente esté acompañado durante el ingreso, tenga a mano un calendario y un reloj para no perder la noción del tiempo, duerma durante la noche y cuente con libros y juegos que lo mantengan distraído ayudan a evitar que el delirium se desencadene, señala el Dr. Antonio San José. Estas medidas de prevención implican a todos los profesionales sanitarios pero en particular al personal de enfermería.

Comprometidos con el modelo de Hospital Acogedor con las Personas Grandes

La Jornada del Día Mundial del Delirium se enmarca dentro del modelo de Hospital Acogedor con las Personas Mayores con el cual está comprometido Vall d’Hebron, para prevenir el deterioro funcional y cognitivo de los pacientes frágiles y favorecer su máxima recuperación. El noviembre pasado inauguramos la Unidad de Hospitalización en el Paciente Agudo Frágil Vall d’Hebron-Sant Rafael.

El objetivo de la Unidad de Fragilidad conjunta de Vall d’Hebron y Sant Rafael es preservar y potenciar la funcionalidad y cognición de los pacientes grandes frágiles durante el ingreso por una enfermedad médica aguda. Se trata de evitar el deterioro funcional y la presencia del delirium, situaciones características que se dan en los pacientes grandes frágiles cuando son hospitalizados.

La Unidad de Fragilidad cuenta con un diseño acogedor para personas mayores: espacios amplios, buena luminosidad, ambiente tranquilo y un equipamiento muy adaptado. En ella trabaja un equipo de profesionales de enfermería (médicos, enfermeras, trabajadores sociales, farmacéuticos, fisioterapeutas y logopedas) de forma interdisciplinar y proactiva para prevenir, en estos pacientes frágiles, el deterioro funcional y cognitivo durante su hospitalización.

Comparte este contenido