La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d'Hebron consigue que una madre haga método canguro con sus trillizos prematuros y con oxigenoterapia para mejorar su neurodesarrollo

Jueves, 22 Abril, 2021

Los tres niños nacieron a las 28 semanas de gestación y pesaron por debajo de 1,3 kilos. El piel con piel mejora el crecimiento y desarrollo del bebé, recrea las sensaciones dentro del útero y mejora la saturación, el ritmo cardíaco y la digestión.

Roc, Aleix y Arai nacieron el pasado 20 de marzo en el Hospital Universitari Vall d'Hebron a las 28 semanas de gestación, unos 60 días antes de lo que se considera un embarazo a término. Al ser trillizos, tanto los padres como el equipo médico ya contaban con que el parto se avanzaría, pero no tantos días. "En un embarazo de trillizos, el volumen se triplica y esto provoca que la gestación no llegue a las 40 semanas, el parto se calcula para las 34 semanas", explica el Dr. Fèlix Castillo, jefe de Neonatología del Hospital Universitario Vall d’Hebron. Pero en este caso, la madre rompió aguas en la semana 28 y Roc, Aleix y Arai nacieron prematuramente.

El primero en nacer fue Roc, con 1,280 kilos; el segundo, Aleix, con 1,180 kilos, y el último, Arai, que pesó 1,200 kilos. Al ser prematuros, haber nacido antes de las 37 semanas de gestación y tener un peso por debajo de los 2,5 kilos, para los tres estaba indicado el método canguro, que recrea las sensaciones que el bebé percibe cuando está dentro del útero, y que el Servicio de Neonatología de Vall d’Hebron promueve siempre que sea posible. El método canguro consiste al tener contacto piel con piel con los progenitores. El reto en este caso era que la madre pudiera realizar el método canguro con sus tres hijos simultáneamente, que además requieren oxigenoterapia de alto flujo y están conectados a una máquina. "El equipo de enfermería y de técnicas de cuidados auxiliares de enfermería se las ingenió para poder hacer el método canguro con los trillizos y la madre a la vez, y funcionó", explica el Dr. Castillo. "Fue emocionante ver la cara de la madre, las enfermeras y las técnicas de cuidados auxiliares de enfermería", añade. Colocaron una bombona de oxígeno extra para asegurar la aportación de oxígeno y que no hicieran hipoxia ni apneas, y así consiguieron que los tres niños prematuros se beneficiaran del contacto íntimo piel con piel con la madre.

Los beneficios del método canguro son diversos. Mejora el neurodesarrollo de los niños prematuros, la frecuencia cardíaca y la respiración. El olor, la voz de la madre y su latido recrea las sensaciones que el bebé recibe dentro del útero. “A simple vista, madre y niños se tranquilizan, pero a través de los monitores, vemos cómo el bebé mejora la saturación, disminuye el estrés, el ritmo cardíaco y su situación clínica se estabiliza”, comenta el Dr. Castillo. Esto se traduce en que los bebés duermen más, se alimentan mejor, digieren mejor y mejoran su neurodesarrollo. Los bebés prematuros pueden tener varios problemas de salud, como la pérdida de calor corporal, tener más dificultades para alimentarse o sufrir infecciones con más frecuencia.

El método canguro también implica al padre desde el primer minuto. Tiene beneficios tanto si lo realizan el padre como la madre. Es una práctica básica de los cuidados dentro del Servicio de Neonatología de Vall d’Hebron, que trabaja para dar altas precoces y avanza para culminar el proyecto “Amb tu com casa”, que quiere situar a las familias en el centro de los cuidados de los neonatos. El objetivo de esta iniciativa, que se financia con aportaciones solidarias, pone a disposición de las familias habitaciones individuales para que puedan familiarizarse con la convivencia y necesidades de los niños. Este nuevo espacio, que ya ha empezado a construirse, permitirá seguir investigando sobre los beneficios aportados con la participación activa de las familias en los cuidados.

Los prematuros pueden recibir el alta, si no tienen una complicación crónica compleja, cuando se nutren con seguridad y están estables clínicamente. Habitualmente, este grado de madurez llega cuando alcanza las cuarenta semanas. Sin embargo, la implicación de los padres en los cuidados ayuda a culminar este proceso de forma más rápida favoreciendo el alta antes.

Según datos de la Sociedad Española de Neonatología (SENeo), en España nacen cada año unos 29.000 niños prematuros, es decir, antes de la semana 37. Representan el 75% de los ingresos hospitalarios en neonatos .En los últimos dos años, el Hospital Universitario Vall d’Hebron ha asistido 56 partos múltiples en 2019 y 46, en 2020. "Hace unos años asistíamos un centenar de partos múltiples, pero ahora han bajado igual que lo ha hecho la natalidad", apunta el Dr. Castillo. 

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dr. Félix
Castillo Salinas
Jefe de Servicio
Neonatología
Sra. Mª Del Pilar
Gutiérrez Barceló
Supervisora de Enfermería
Neonatología
Dr. Cèsar W.
Ruiz Campillo
Jefe de Sección
Neonatología
Dr. Héctor
Boix Alonso
CIBBIM-Nanomedicina. Bioingeniería, terapia celular y cirugía en malformaciones congénitas
Sra. Nuria
Jiménez Segovia
Enfermero/a
Neonatología
Descubre más