La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron da un paso importante para eliminar el reservorio celular del VIH

Martes, 20 Agosto, 2019

El reservorio del VIH son las células donde el virus se esconde y en las que el tratamiento antirretroviral no tiene ningún efecto. El reservorio viral es el responsable de que el virus nunca se pueda eliminar del cuerpo humano, puesto que el virus se reactiva y sale de los escondites celulares cuando los pacientes dejan el tratamiento. Eliminar el reservorio es uno de los principales retos para curar el VIH.

Investigadores de Vall d’Hebron han conseguido identificar por primera vez una diana celular que permite atacar el reservorio del virus cuando se reactiva con fármacos, gracias a un anticuerpo monoclonal ya comercializado para tratar diferentes tumores.

 

 

Los tratamientos antirretrovirales actuales son de una elevada eficacia y pueden reducir los niveles de carga viral del VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) hasta niveles no detectables. Pero solo pueden atacar a las células que replican el virus, es decir, que producen copias activamente. El reservorio del VIH son las células que están infectadas por el virus pero que no son susceptibles ni a los actuales tratamientos antirretrovirales (puesto que las células del reservorio no replican el virus) ni a la acción del sistema inmunitario. El virus del VIH usa como reservorio principalmente células linfocitos T CD4 + del sistema inmunitario (reservorio celular), que también se pueden encontrar en determinados tejidos del cuerpo (reservorio anatómico), como los nódulos linfáticos. Uno de los grandes retos en la lucha contra el VIH es atacar el reservorio del virus.

Ahora, investigadores del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y del Hospital Universitari Vall d’Hebron han probado con éxito en un estudio in vitro una nueva estrategia para destruir el reservorio. Este estudio, liderado por expertos de Vall d’Hebron, se ha realizado en colaboración con el Hospital Clínic de Barcelona. Los resultados del estudio se publican en la revista Nature Communications

Como explica la Dra. María José Buzón, del Grupo de Enfermedades Infecciosas del VHIR y líder del trabajo, “hemos descubierto que, cuando se reactiva el reservorio en los linfocitos T CD4 +, es decir, el reservorio celular, estos expresan la molécula CD20. Y hemos administrado en cultivos de estas células un fármaco que se llama rituximab, que ataca a las células que expresan CD20”. Los resultados del estudio muestran que, gracias a la acción de este fármaco, “se elimina más del 60% del reservorio celular que se reactiva”.

Hasta ahora no se había identificado ninguna diana celular para atacar exclusivamente las células reactivadas ni ninguna estrategia que permita atacar y eliminar el reservorio del VIH. “Nuestro estudio abre la puerta a desarrollar una nueva estrategia para eliminarlo”, indica la Dra. María José Buzón.

En los pacientes que toman tratamiento antirretroviral pero que lo abandonan, después de la fase de reactivación se produce la fase de infección productiva. El estudio también muestra que la molécula CD20 se expresa durante la fase de infección productiva, que es precisamente cuando el virus infecta otras células. Sin embargo, en la mayoría de los pacientes esta fase estaría bloqueada gracias a los antirretrovirales. Los investigadores han observado que rituximab elimina totalmente durante esta fase las células que se acaban de infectar y que expresan CD20. “Por lo tanto, durante la fase de reactivación, esta estrategia elimina el 60% del reservorio celular reactivado. Y durante la fase de infección productiva, esta estrategia elimina todas las células que se acaban de infectar y que expresan CD20”, explica la Dra. Carla Serra Peinado, investigadora postdoctoral del grupo de la Dra. María José Buzón y participante del estudio.

El rituximab es un fármaco (anticuerpo monoclonal) que se usa para tratar diferentes tipos de cáncer. En el estudio liderado por los investigadores de Vall d’Hebron, este fármaco ataca a los linfocitos T CD4 + del reservorio que expresan CD20. Pero hay otras células que también expresan CD20 y que no forman parte del reservorio del VIH, como, por ejemplo, los linfocitos B, también del sistema inmunitario. “Por eso, el objetivo es diseñar un anticuerpo monoclonal que ataque de forma selectiva a las células del reservorio del VIH que expresan CD20, y no a células que no forman parte del escondite del VIH”, añade la Dra. María José Buzón.

 

 

 

 

Comparte este contenido
 
Noticias y actividades