La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron llega a las 50 operaciones prenatales de mielomeningocele por fetoscopia

Miércoles, 26 Febrero, 2020

Gracias a esta cirugía, que realizamos desde 2011, se reduce la prematuridad y las secuelas posteriores de los bebés afectados por la variante más grave de la espina bífida

Vall d’Hebronya ha realizado 50 operaciones prenatales a fetos diagnosticados de mielomeningocele, la variante más grave de la espina bífida. Se trata de un desorden congénito que afecta al sistema nervioso central y provoca parálisis en más o menos grado de las extremidades inferiores, con dificultades o incapacidad para andar y con incontinencia de esfínteres, producido por la lesión progresiva del tejido neural expuesto al líquido amniótico durante la gestación. Para celebrarlo, ha tenido lugar la IV Jornada Multidisciplinaria de Espina Bífida, donde profesionales de los diferentes servicios implicados en el tratamiento de los bebés revisaron los casos intervenidos prenatalmente.

Vall d’Hebrones el único hospital del Estado que realiza de forma prenatal esta cirugía, que permite corregir la falta de cierre de la columna vertebral que produce una exteriorización de la médula espinal, hecho que caracteriza al mielomeningocele. La técnica fetoscópica (que equivale a la laparoscopia pero para el feto) ha sustituido la cirugía fetal abierta con que se operaba tradicionalmente, que consistía en abrir el útero de la madre a mitad de la gestación como si se tratara de una cesárea, operar la espalda del feto y, una vez corregida quirúrgicamente el defecto, volver a cerrar el útero.

“Con la fetoscopia hacemos tres pequeños orificios en el útero de la madre pero no lo abrimos para llegar a la zona lumbar del feto. Somos uno de los pocos hospitales de Europa que realiza esta cirugía, de alta complejidad”, explica la Dra. Silvia Arévalo, jefa de sección de Medicina Fetal: “Con la cirugía prenatal, que se realiza en torno la semana 24 de gestación, evitamos el avance de la enfermedad durante la vida intrauterina del bebé, muchos de estos niños acaban andando”.

Especialistas en cirugía pediátrica, obstetricia, neurocirugía, anestesia, neonatología, traumatología, radiología y rehabilitación intervienen en la cirugía y el seguimiento de estos bebés. En la cirugía, una vez liberada la médula, esta se protege con un parche biocompatible que sustituye las capas que faltan. Después se cierra el defecto con la técnica descrita por el mismo grupo denominada two-layers, y que consiste en suturar primero el plano muscular y posteriormente la piel. Cuando el bebé nace, la parte de la médula espinal que quedaba a cuerpo descubierto a causa de la malformación, puede estar cerrada y recubierta por piel. Esta técnica innovadora para sellar el defecto del feto fue ideada y desarrollada por el Grupo de Bioingeniería, Ortopedia y Cirugía Pediátrica del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) después de años de experimentación de cirugía con modelos animales.

Comparte este contenido
Profesionales relacionados
Dra. Anna
Suy Franch
Jefe de Sección
Obstetricia
Investigador Principal
Medicina materna y fetal
Dr. Antonio
Gil Moreno
Jefe de Servicio
Ginecología
Investigación Biomédica en Ginecología
Dra. M. Elena
Carreras Moratonas
Jefe de Servicio
Obstetricia
Investigadora Principal
Medicina materna y fetal
Dr. Julio
Herrero García
Jefe de Sección
Obstetricia
Dra. Silvia
Arévalo Martínez
Jefe de Sección
Obstetricia
Dr. Manuel
Casellas Caro
Médico
Obstetricia
Investigador Principal
Obstetricia, Pediatría y Genética, Medicina materna y fetal
Obstetricia
Dra. María Teresa
Avilés García
Médico
Obstetricia
Dra. Lidia
Illán Hernández
Dr. Francesc
Baro Marine
Médico
Obstetricia
Dra. Maria
Goya Canino
Investigador Principal
Medicina materna y fetal
Dra. Inés Zulema
Calero Fernández
Dr. Pablo
García Manau
Dra. Erika
Bonacina
Descubre más