La actualidad de todo Vall d'Hebron

Vall d’Hebron y AQuAS presentan el primer estudio realizado en el Estado para evaluar el impacto de la investigación en un centro hospitalario

Miércoles, 22 Mayo, 2019

Este estudio aborda la capacidad que tiene la investigación que se lleva a cabo en el Campus Vall d’Hebron de trascender en mejoras asistenciales y sanitarias

El Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS) ha presentado hoy  el  Estudio exploratorio del impacto de la investigación en el  Hospital Universitario Vall d’Hebron, el primer estudio realizado en el Estado para evaluar el impacto de la investigación en un centro hospitalario. Se enmarca dentro de la serie de monográficos SARIS de "Investigación que Transforma" de AQuAS.

Las políticas científicas europeas y de los países de nuestro entorno dan cada vez más importancia al impacto demostrable de la investigación que se lleva a cabo. Pero, a pesar de que estudios internacionales demuestran que los hospitales que realizan investigación tienen mejores resultados asistenciales, hay que ser capaces de demostrar esta contribución y mejorar la organización, las capacidades y la orientación estratégica hacia el impacto. En este contexto AQuAS, en colaboración con el VHIR, han elaborado este estudio para abordar la capacidad que tiene la investigación que se lleva a cabo en el Campus Vall d’Hebron de trascender en mejoras asistenciales y sanitarias tanto en el propio hospital como en cualquier otro centro sanitario.

Se han recogido 17 casos de éxito, realizados en el Campus y que han conducido a mejoras en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades. Fruto de este trabajo se han identificado una serie de factores facilitadores del éxito en los resultados asistenciales. Por otra parte, también se describen algunas acciones nuevas y direcciones orientadas a reforzar las capacidades, la estrategia y el liderazgo en este aspecto.

Una vez analizados los 17 casos de éxito podemos afirmar que en muchos casos, a pesar de que no se puede hablar de atribución directa, sí es evidente la contribución de la investigación en la práctica asistencial. Además, los casos estudiados sugieren que cuanto más enfocado sté el estudio a la práctica y a las necesidades de los usuarios, más fácil será que tenga una contribución en la práctica asistencial.

17 casos de éxito en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento

Los resultados obtenidos del estudio de los casos se clasificaron en tres categorías: prevención, diagnóstico y tratamiento.

En la categoría de mejoras en la prevención, el informe recoge cuatro buenos ejemplos de investigación:

  1. Nuevo protocolo en la mayoría de centros catalanes y nueva recomendación para reducir partos prematuros. Se incorpora el pesario cervical como herramienta de prevención del parto prematuro en grupos de riesgo.
  2. Protocolo para la administración preventiva e individualizada de antibióticos en cirugía instrumentada de columna.
  3. Factores de riesgo de trastornos del neuropsicodesarrollo y abordaje del fracaso escolar en las escuelas públicas.
  4. Implementación de un sistema de vigilancia de la gripe estacional y otros virus respiratorios sincitial.

En la categoría de mejoras en el diagnóstico se detectaron siete casos de éxito:

  1. Nueva herramienta diagnóstica de la endocarditis infecciosa en prótesis valvulares o en dispositivos intracardíacos combinando tomografía por emisión de positrones (PET) y tomografía radiológica (TC y TCA).
  2. Introducción al catálogo del ICS de una metodología para diseñar el tratamiento más adecuado para la hepatitis C.
  3. Nueva técnica que facilita el diagnóstico precoz de miopatías inflamatorias en entornos menos tecnificados.
  4. Nuevo protocolo para el tratamiento con hormona del crecimiento en función de la prueba de estimulación de la hormona del crecimiento.
  5. Aumento del rendimiento diagnóstico mediante la técnica de array-CGH en pacientes con discapacidad intelectual, síndromes malformativos y trastornos del espectro autista (TEA).
  6. Mejora de las herramientas diagnósticas moleculares en el cáncer de endometrio.
  7. Nueva técnica que permite un diagnóstico molecular rápido y personalizado en el cáncer papilar de la glándula tiroides.

En la categoría de mejoras en el tratamiento han sido seis los casos de éxito recogidos:

  1. Mejora de la alimentación durante la estancia hospitalaria en pacientes ingresados ​​en la planta de Oncología y Hematología Pediátrica.
  2. Nuevo protocolo para el manejo perioperatorio de los pacientes tratados con fármacos antitrombóticos.
  3. Cambio en el tipo de cirugía en pacientes de cáncer de recto de más de 75 años.
  4. Cirugía asistida por ordenador en las operaciones maxilofaciales.
  5. App para acompañar los ejercicios de telerrehabilitación del ictus.
  6. Nuevo posible tratamiento de la distensión abdominal con biofeedback.

¿Qué implicación puede tener la investigación para el hospital? ¿Qué mejoras se han conseguido?  

Todos estos proyectos que se han llevado a la práctica en Vall d'Hebron han permitido mejorar los resultados asistenciales. Aunque no se ha podido hacer ninguna evaluación de cuál es el resultado final de estos casos, en la mayoría estiman unos beneficiós a largo plazo, consecuencia de la aplicación en la práctica diaria de los resultados y que podrían llevar de una manera general a: más diagnósticos verdaderos positivos, menos exploraciones e intervenciones innecesarias, una tasa más baja de complicaciones, una reducción en la cifra de ingresos hospitalarios y estancias injustificadas y un gasto económico menor.

Factores facilitadores del éxito en la transferencia de la investigación a la asistencia

Por otro lado, los casos presentados en este estudio han ayudado a detectar algunos factores comunes que pueden contribuir a la traslación de la investigación a la práctica. Estos factores facilitadores son el diseño de proyectos con un claro enfoque práctico, es decir, orientados a la resolución de problemas; que sean colaborativos entre diferentes servicios, hospitales, etc.; y que estén implicados equipos multidisciplinares desde investigadores y clínicos a decisores del sistema asistencial; y, por último, que cuenten en la investigación con la participación de potenciales beneficiarios de los resultados.

La evidencia concluye que para lograr más impacto es necesaria la implicación (engagement) de las "partes interesadas" en la priorización, la ejecución y la evaluación de la investigación.

El VHIR, junto con AQuAS, ha iniciado un camino hacia la orientación al impacto de la investigación, posicionándonos como centro referente en este ámbito, teniendo como principal motor nuestro deber con la ciudadanía y con nosotros mismos.

Comparte este contenido