La consulta de oncogeriatría para pacientes con cáncer de mama de Vall d’Hebron ha tratado a 128 mujeres en su primer año

El Hospital Universitari Vall d'Hebron impulsa un abordaje multidisciplinario entre oncólogos y geriatras para mujeres mayores de 70 años con cáncer de mama para evaluar su fragilidad, comorbilidad, riesgo de complicaciones y expectativa de vida sin cáncer y administrar el tratamiento oncológico más adecuado.

19/05/2022

El cáncer de mama es el que más frecuentemente se diagnostica en mujeres, con 34.750 nuevos casos en el Estado estimados para 2022, y el principal factor de riesgo para sufrirlo es la edad, ya que en la mayoría de casos se presenta en mujeres mayores de 50 años. En un contexto de aumento de la esperanza de vida, el Hospital Universitari Vall d’Hebron puso en marcha en abril de 2021 una consulta de oncogeriatría para pacientes con cáncer de mama, que ha atendido en su primer año a 128 mujeres, con una media de edad de 83 años: un 73% de las pacientes con cáncer de mama que pasaron por la consulta de oncogeriatría tenían más de 80 años (93 mujeres), y el 27% entre 70 y 79 años (35 mujeres) con signos de fragilidad.

En la consulta de oncogeriatría para pacientes con cáncer de mama del Hospital Universitari Vall d’Hebron, situada en la Unidad de Patología Mamaria, un médico geriatra del Servicio de Medicina Interna y una enfermera del Servicio de Oncología Médica evalúan de manera personalizada a cada paciente de edad avanzada para valorar su fragilidad, comorbilidad, riesgo de complicaciones al someterse a un tratamiento oncológico y expectativa de vida sin cáncer. El médico geriatra y la enfermera de la consulta de oncogeriatría participan en el Comité de Tumores de Mama que el Hospital Universitari Vall d’Hebron celebra semanalmente, con participación de los profesionales de la Unidad de Patología Mamaría (integrada por ginecólogos, cirujanos generales y cirujanos plásticos), Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Radiología, Anatomía Patológica y la Unidad de Alto Riesgo Genético para trasladar de primera mano su valoración antes de que se decida el tratamiento oncológico basado en la reserva fisiológica y no en la edad cronológica de la paciente. Los profesionales de la consulta de oncogeriatría además realizan un seguimiento de las pacientes con el objetivo de intervenir sobre los déficits reversibles detectados y apoyar a las posibles complicaciones derivadas del tratamiento para mejorar la adherencia a la terapia y con esto la supervivencia global.

“El objetivo es valorar e intervenir sobre la fragilidad de las pacientes de edad avanzada con cáncer de mama y ser conscientes de otras enfermedades asociadas que puedan presentar y de su contexto social y familiar, para adecuar el tratamiento oncológico a su perfil y mejorar la calidad de vida”, resume el Dr. Antonio San José, jefe de Sección de Medicina Interna y Geriatría del Hospital Universitari Vall d’Hebron y coordinador de la Unidad de hospitalización al paciente agudo frágil Vall d’Hebron-Sant Rafael. “La evaluación integral del paciente geriátrico es fundamental para ajustar el tratamiento oncológico: si se decide operar, hay que saber qué riesgo quirúrgico presenta y cómo tolerará la anestesia; si se opta por quimioterapia, el estado del corazón del paciente es fundamental; si se decide un tratamiento con hormonoterapia, hay que tener en cuenta cómo puede afectar a la paciente si ya presenta problemas de movilidad”, enumera el Dr. Martin Espinosa-Bravo, jefe de la Unidad de Patología Mamaria.

Todas las pacientes con un nuevo diagnóstico de cáncer de mama de edad superior a 80 años reciben seguimiento en la consulta de oncogeriatría de cáncer de mama del Hospital Universitari Vall d’Hebron y, en el caso de las mujeres entre 70 y 79 años, se decide su inclusión en función si han dado positivo en un test de cribado de fragilidad o si sus médicos especialistas –el médico oncólogo clínico o el cirujano– lo consideran necesario. “Tan importante como la edad cronológica de nuestras pacientes es la edad fisiológica, al hacer un abordaje multidisciplinario con la Sección de Geriatría adaptamos los tratamientos, prevemos mejor los efectos secundarios y las posibles complicaciones de las cirugías o medicamentos que prescribimos”, reflexiona la Dra. Míriam Arumí, médica adjunta de Oncología Médica del Hospital Universitari Vall d’Hebron: “Cada vez son más las mujeres mayores de 70 años con cáncer de pecho que se incluyen en ensayos clínicos”, añade. En esta línea se manifiesta la Dra. Clara Morales, ginecóloga adjunta de la Unidad de Patología Mamaria: “la consulta de oncogeriatría promueve un cambio de mentalidad al tratar a las mujeres de edad avanzada. Los profesionales médicos no podemos descartar cirugías solo por motivos de edad en pacientes con cáncer de mama, una parte importante de las pacientes mayores de 80 años se encuentran en condiciones adecuadas para optar a una cirugía y, si ellas están de acuerdo, les tenemos que ofrecer un tratamiento óptimo”, apunta. Una vez el Comité de Tumores de Mama del Hospital Universitari Vall d’Hebron decide el tratamiento oncológico más adecuado, “la consulta de oncogeriatría continúa haciendo seguimiento de la paciente y control clínico en caso de que sea necesario y, si detectamos un declive en las actividades basales, intervenimos para superar estos déficits”, expone el Dr. Marcelo Alvarado Cárdenas, de la Sección de Geriatría de Medicina Interna del Hospital Universitari Vall d’Hebron. “Además, el trabajo multidisciplinario entre los diferentes especialistas de la Unidad de Patología Mamaria nos ha permitido la elaboración y mejora de protocolos clínicos basados en la evidencia científica más la experiencia clínica que adquirimos día a día, que revierte en beneficio de las pacientes”, añade el Dr. Alvarado.

La valoración de la enfermera, fundamental

En la consulta de oncogeriatría para pacientes con cáncer de mama del Hospital Universitari Vall d’Hebron, la valoración de la enfermera se ha convertido en un punto clave en el proceso de decisión terapéutica dentro del equipo multidisciplinario. En función del grado de fragilidad de las mujeres que tienen que recibir tratamiento oncológico, se decide si hay que llevar a cabo intervenciones rehabilitadoras o nutricionales o intervenir en síndromes geriátricos, teniendo en cuenta factores sociales, emocionales y físicos, sin dejar de lado la expectativa de vida y las preferencias de la paciente. “La necesidad de equipos multidisplicinarios transversales de oncogeriatría se impone cada vez más en un contexto de envejecimiento de la población, no solo en el cáncer de mama sino en otros tipos. Elegir la opción terapéutica más adecuada de acuerdo con la observación clínica es crucial”, destaca Ángeles Peñuelas, adjunta de Enfermería Oncológica Clínica del Hospital Universitari Vall d’Hebron. “Nuestra intervención como enfermeras se basa en realizar una valoración integral que permite detectar cómo la paciente se desarrolla en las actividades básicas de la vida diaria, si sufre algún tipo de déficit cognitivo, su grado de movilidad y riesgo de caídas, su estado nutricional y su situación social, entre otras cuestiones. Hacer un seguimiento y sobre todo un acompañamiento durante todo este proceso es clave para mejorar y mantener la calidad de vida de las pacientes”, apunta Laura Cisneros, enfermera de la consulta de oncogeriatría para pacientes de cáncer de mama.

Las 128 pacientes que la consulta de oncogeriatría para pacientes con cáncer de mama ha atendido en su primer año presentaron una mortalidad del 3% (seis pacientes). Para las 122 pacientes restantes, el tratamiento recomendado fue un tratamiento oncológico estándar en un 37% de los casos (45 pacientes), un tratamiento adaptado en un 46% (56 pacientes) y un tratamiento sintomático en un 17% (21 pacientes). Gracias a la consulta de oncogeriatría para pacientes con cáncer de mama se pudo personalizar el tratamiento recibido por cada paciente de forma objetiva teniendo en cuenta su reserva funcional y biológica, su estado cognitivo y el pronóstico vital estimado, para interferir el mínimo posible.
 

Las pacientes reciben un tratamiento oncoespecífico según el tipo de tumor que sufren y ajustado a su grado de fragilidad.

Compartir:
Professionals relacionats

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.