Vall d’Hebron estudia la efectividad de las intervenciones online para la adicción al cánnabis en jóvenes

El trabajo, liderado por Anna Beneria, facultativa especialista del Servicio de Salud Mental, concluye que estas metodologías presentan insuficiencias y propone la implementación de mejoras en el seguimiento de los jóvenes.

07/12/2021

Un estudio en colaboración entre el Hospital Universitario Vall d’Hebron y Orygen Youth Health (Melbourne, Australia) constata que las metodologías utilizadas hasta ahora para tratar de manera telemática la adicción al cánnabis en adolescentes y jóvenes presentan insuficiencias. La investigación, liderada por la psicóloga clínica Anna Beneria, facultativa especialista del Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario Vall d’Hebron e investigadora del grupo de Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del Vall d’Hebron Recerca, propone nuevos procesos que contribuyan a un mejor seguimiento para los pacientes y a una mayor reducción del consumo de este psicotrópico. Los resultados han sido publicados en la revista Early Intervention in Psychiatry y han contado con la participación del CAS Vall d’Hebron, el CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), la Universidad de Calgary (Canadá) y la Universidad de Melbourne (Australia).

El objetivo del trabajo era analizar la efectividad de las intervenciones online por cánnabis (OCI Online Cannabis Interventions, en sus siglas en inglés), un conjunto de acciones dirigidas a los y las pacientes que comportaban un contacto interpersonal entre paciente y experto o una terapia interactiva para reducir el consumo de cánnabis. Se aprovecha así el uso habitual de la tecnología en adolescentes y adultos jóvenes para mejorar el acceso a recursos de salud mental en este grupo y reducir las consecuencias negativas que puede tener el consumo de esta sustancia a largo plazo.

En este sentido, el trabajo hace una revisión sistemática y un metaanálisis de las publicaciones existentes alrededor de esta temática para analizar la efectividad de las OCI para los adolescentes y jóvenes. La investigación incluyó 17 estudios que fueron analizados en la investigación, que en total suponían 3.525 participantes.

El estudio detectó heterogeneidad entre la literatura científica generada y reveló que las intervenciones online no reducen significativamente el consumo de cannabis en adolescentes y adultos jóvenes. Así, los investigadores creen que estas intervenciones requieren de una mayor estructura, y también se ha demostrado, tanto en este como en otros estudios donde se han evaluado tratamientos online para otros trastornos como la depresión o la ansiedad, que para que las intervenciones digitales en salud mental sean eficaces es necesario que haya un clínico detrás de la intervención online. Por tanto, es importante un contacto estrecho con el psicólogo clínico. 

“Consideramos que sería necesario llevar a cabo intervenciones más específicas y dirigidas para promover un cambio de comportamiento entre los jóvenes por lo que respecta al consumo de cánnabis. Estas intervenciones podrían incluir hacer seguimiento diario, recibir apoyo entre los jóvenes para mejorar la adherencia a las intervenciones e incluir la visión de otras personas cercanas a ellos, como familiares”, afirma Beneria. También se ha observado que incluir el apoyo de iguales en el tratamiento favorece una mayor adherencia al tratamiento.

Aunque, aparentemente, las terapias online son un muy buen recurso en el área de las adicciones, aún no se han obtenido intervenciones empíricamente válidas que ofrezcan una reducción del consumo vía online y, por eso, sería necesario promover más recursos para garantizar la mejora de estas intervenciones. Estudios sobre este tipo de intervenciones, así como estrategias para su mejora son clave para conseguir romper las barreras de acceso a recursos, y atender a personas de todo el territorio sin que sea necesario su desplazamiento. 

El consumo de cánnabis entre los jóvenes

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del año 2019, el cánnabis es la tercera droga más consumida a nivel mundial quedando solo por detrás del tabaco y del alcohol. Igualmente, los adolescentes y los jóvenes son el grupo de edad con un consumo más elevado, suponiendo en Europa 17,1 millones de personas entre los 15 y los 34 años. Según el informe ESPAD (Encuesta Europea sobre Alcohol y otras drogas) 2019, en España, un 23% de los jóvenes habían consumido cánnabis alguna vez en su vida y un 12% lo había hecho en los últimos 30 días.

El uso de esta sustancia en personas jóvenes puede comportar alteraciones en el cerebro que den lugar a problemas cognitivos y con el aprendizaje y puede impactar en las relaciones personales, de manera que se conviertan en consecuencias psicológicas y de comportamiento a largo plazo.

Referencia

Beneria A, Santesteban-Echarri O, Daigre C, Tremain H, Ramos-Quiroga JA, McGorry PD, Alvarez-Jimenez M. Online interventions for cannabis use among adolescents and young adults: Systematic review and meta-analysis. Early Interv Psychiatry. 2021 Aug 31. doi: 10.1111/eip.13226.

Compartir:
Professionals relacionats

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.