Vall d’Hebron ha atendido a más de 7.000 pacientes con COVID-19 después de dos años de pandemia

El SARS-CoV-2 ha puesto a prueba la capacidad de adaptación de Vall d’Hebron: dos años después del ingreso del primer paciente con COVID-19, hemo atendido a 7.099 pacientes hospitalizados.

02/03/2022

El 1 de marzo de 2020, ingresó en Vall d’Hebron el primer paciente con COVID-19. Dos años después, hemos atendido 7.099 pacientes hospitalizados por COVID-19, llegando a gestionar una media de 45 ingresos diarios en picos como en marzo de 2020 o, más recientemente, de 23 ingresos diarios en enero de 2022.

El SARS-CoV-2 ha puesto a prueba la capacidad de adaptación de Vall d’Hebron a los retos que el virus planteaba. A finales de enero de 2020 creamos un Comité de Coordinación formado por el equipo directivo y los líderes de las especialidades más directamente implicadas y elaboramos protocolos de actuación y planes de contingencia que planteaban hasta una docena de escenarios diferentes. Entornos hospitalarios tradicionalmente poco flexibles por su complejidad, como por ejemplo la UCI, se reformularon en cuestión de días. El mes de marzo de 2020, pasamos de las 56 camas de la UCI estructural de Vall d’Hebron a 186 camas para pacientes críticos adultos en dos semanas. En estos dos últimos años, 1.561 pacientes COVID-19 han requerido camas de críticos en Vall d’Hebron. Para atenderlos, el hospital habilitó nuevos espacios y ha puesto en marcha una Unidad de Semicríticos para ganar agilidad en la respuesta a la COVID-19.

También pusimos en marcha el Pabellón Salud, situado en el Pabellón del Centro Deportivo Municipal Olímpics Vall d’Hebron y que acogía pacientes no críticos y, posteriormente, la rehabilitación de los pacientes y un Hospital de Día Polivalente. Cabe destacar la colaboración con los hoteles de la zona, que acogieron a nuestros pacientes para hacer la cuarentena antes de ir a casa. Posteriormente, se construyó el edificio Garbí, con 56 camas de agudos y 32 de críticos para atender a pacientes con COVID-19, gestionado por el Hospital y situado en el Parc Sanitari Pere Virgili. La gestión que el Hospital hizo de la crisis sanitaria, la capacidad de reacción de sus profesionales y de la institución para reformular todos sus espacios fue reconocida incluso por la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Es impresionante cómo os habéis avanzado a lo que iba a pasar, realmente un ejemplo”, alabó el subdirector de la OMS, Bruce Aylward, durante su visita a Vall d’Hebron en abril de 2020.

Desde marzo de 2020 hasta enero de 2022, el Servicio de Urgencias de Vall d’Hebron atendió a 14.134 pacientes con COVID-19. La crisis sanitaria provocada por la pandemia aceleró la reforma del Servicio de Urgencias. A pesar de que su proceso de renovación se había iniciado unos meses antes de la aparición del SARS-CoV-2, la pandemia hizo que aceleráramos la puesta en marcha del nuevo Servicio de Urgencias con un nuevo modelo de gestión, orientado a agilizar la atención y ofrecer una asistencia integral, flexible, más personalizada y en un entorno más amable para los pacientes y sus familias. Este nuevo modelo ha incorporado aprendizajes de la pandemia como la capacidad de ajustar equipos y espacios en función de la demanda y también un buen engranaje con el territorio.

En cuanto a la relación con el territorio destaca la actuación a las residencias de gente mayor, donde los equipos de enfermería y de los servicios de infecciosas y de medicina preventiva, alineados con la Atención Primaria de la AIS-BCN Norte, hicieron una importante actuación de cohortización.

La tarea de Vall d’Hebron con pacientes COVID-19 no se ha limitado a su atención en urgencias, planta o a cuidados intensivos, también ha pasado por su seguimiento una vez dados de alta. Más de 2.000 pacientes han pasado por la consulta externa habilitada por el Servicio de Neumología para hacer evaluación y seguimiento de las secuelas pulmonares que pueden tener los pacientes que han sufrido una neumonía por COVID-19. También ha sido y es muy importante la tarea de rehabilitación realizada por los profesionales del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación con pacientes con secuelas no respiratorias causadas por un ingreso prolongado, como por ejemplo miopatías, un grupo de enfermedades neuromusculares que se traducen en un deterioro del tejido muscular y producen parálisis secundaria por diferentes causas como por ejemplo la medicación, o plexopatías, que se manifiestan con dolor y pérdida de movilidad y sensibilidad en el brazo y el hombro, y la atrofia severa por desuso de la musculatura después de un ingreso. Además, a partir de la segunda oleada el hospital retomó toda su actividad quirúrgica, sin suspender ninguna intervención programada salvo el caso que el paciente diera positivo por SARS-CoV-2 y no fuera urgente.

Vall d’Hebron ha sido centro de referencia para las gestantes con COVID-19 de toda Catalunya que requieren ingreso y ha tenido una participación decisiva en el desarrollo de una Web App creada por el Servei Català de la Salut para la gestión emocional de los ciudadanos en el contexto de la COVID-19. Los contenidos de esta Web App, Gestioemocional.cat, fueron elaborados por el Servicio de Psiquiatría de Vall d’Hebron.

La presión no solo ha sido asistencial: desde marzo de 2020, Vall d’Hebron ha realizado 1.090.000 pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa, en sus siglas en inglés) y TAR (Test de Antígenos Rápido). Al aparecer el SARS-CoV-2, los Laboratorios Clínicos de Vall d’Hebron volcaron su experiencia y recursos técnicos y humanos al desarrollar una técnica diagnóstica para un virus nuevo, ya que en un primer momento no se disponía de ningún reactivo diagnóstico ni técnica comercializada. Los técnicos concentraron sus esfuerzos en el procesamiento de las muestras de SARS-CoV-2, que en un principio se hacía de forma muy manual y en condiciones de bioseguridad. El personal se amplió y fue incorporándose nueva maquinaria, como por ejemplo robots para la realización de pruebas masivas PCR. Más tarde, otro momento clave de la pandemia fue la vacunación de profesionales y pacientes: Vall d’Hebron ha administrado 126.752 dosis de la vacuna hasta diciembre de 2021, con una implicación del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología fundamental en la organización de las sucesivas campañas de vacunación.

Hacer frente a la crisis sanitaria como la planteada por la COVID-19 no hubiera sido posible sin el esfuerzo de todos los y las profesionales de Vall d’Hebron: desde celadores y celadoras al equipo directivo, pasando por médicos y médicas, personal de enfermería, salud mental, residentes, fisioterapeutas, personal de la limpieza y mantenimiento, informáticos, personal administrativo y un largo etcétera.

El hospital ha protagonizado diferentes hitos médicos, como por ejemplo el primer trasplante pulmonar a un paciente post-COVID-19 del Estado, el primer trasplante a una paciente que había superado la enfermedad o el primer traslado en avión de un paciente adulto conectado con ECMO del Estado con COVID-19. La investigación ha sido también uno de los ejes fundamentales para hacer frente a la COVID-19. Para eso fue clave la creación de un entorno de trabajo multidisciplinario (Task Force) formado por más de 190 investigadores con el objetivo de coordinar sus esfuerzos e impulsar la investigación en este campo. Entre los proyectos clínicos más relevantes en COVID-19 destaca la participación del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR) en ensayos clínicos para probar la eficacia y seguridad de vacunas como por ejemplo Janssen, Pfizer-BioNTech en el colectivo de embarazadas, e Hypra.

Nueva organización en áreas del conocimiento

La crisis sanitaria generada por la COVID-19 puso en valor el trabajo en equipos multidisciplinarios, la importancia de las curas de enfermería y el desarrollo de las competencias profesionales. A partir de la primera oleada, en junio de 2020, la organización asistencial se reestructuró por áreas de conocimiento, de una forma menos jerárquica que se enriquece con el punto de vista de profesionales de diferentes especialidades y niveles asistenciales, que aportan una visión más próxima al paciente para mejorar su atención. En la actualidad existen 32 áreas de conocimiento.

“Es impresionante cómo os habéis avanzado a lo que iba a pasar, realmente un ejemplo”, alabó el subdirector de la OMS, Bruce Aylward.

Compartir:

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.