La Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad de Vall d’Hebron ha atendido a 9.500 pacientes en 14 años

Desde que se puso en marcha el 2008, la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad de Vall d'Hebron ha atendido a 9.500 pacientes.

16/09/2022

La Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad de Vall d’Hebron hace actualmente un millar de primeras visitas el año y 3.000 de seguimiento. Desde que se puso en marcha el 2008 como Unidad de Obesidad Mórbida, dedicada casi exclusivamente a la cirugía bariátrica, la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad ha atendido a 9.500 pacientes. Recientemente, se ha cambiado el concepto y la Unidad da apoyo a todos los pacientes con obesidad de nuestra área.

Acreditada como centro de excelencia en el manejo de la obesidad compleja por la European Association for the Study of Obesity (EASO) desde el 2013 y por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) desde el 2020, ofrece atención clínica a las personas adultas con problemas de obesidad, ya sea porque tienen una obesidad grave (a partir de un índice de masa corporal superior a 35 kg/m²) o porque tienen complicaciones añadidas a la obesidad como por ejemplo hipertensión, diabetes, hígado graso, problemas cardíacos, infertilidad, apnea de sueño, etc. Próximamente, la Unidad se coordinará con el Servicio de Pediatría para atender de manera coordinada a los niños y adolescentes con obesidad a partir de los 8 años. A partir de los 12 años, estos niños harán la transición de Pediatría a la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad de adultos mediante “Som-hi!”, el Programa de Transición de la Adolescencia a la Edad Adulta.

Una de las claves de la excelencia de esta Unidad es el abordaje multidisciplinario en todas las etapas de la vida, puesto que cuenta con expertos en endocrinología, nutrición, psicología, psiquiatría, cirugía bariátrica (cirugía de pérdida de peso), pediatría y enfermería. Así, la Unidad cuenta con un comité pionero en el Estado español que analiza el abordaje de todos los pacientes y de la cual son miembros profesionales de todas las especialidades mencionadas y de médicos y médicas de Atención Primaria de la zona de referencia de Vall d’Hebron. “Esta participación directa en el comité de los médicos de familia del territorio es un rasgo distintivo de nuestra Unidad, ya que a menudo estos pacientes vienen derivados de los CAP (Centros de Atención Primaria) y estos profesionales son los que mejor conocen a los pacientes”, explica la Dra. Andreea Ciudin, jefa de la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad. Una prueba de esta estrecha cooperación es el primer protocolo colaborativo y el primer circuito bidireccional en el Estado que han elaborado conjuntamente la Atención Primaria y la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad del Hospital Universitari Vall d’Hebron para facilitar, optimizar y homogeneizar derivaciones y el tratamiento de estos pacientes entre la atención primaria y el hospital terciario.

Cuando el paciente llega por primera vez a la Unidad, un especialista en endocrinología hace la primera visita y la valoración médica pertinente. A partir de aquí, el o la profesional hace la derivación pertinente del paciente al resto de especialistas según cual sea el diagnóstico. “El endocrinólogo es la figura integradora, es quien tiene el primer contacto con la persona dentro de la Unidad, quien le da toda la información pertinente y le ofrece la visión completa del caso”, asegura la Dra. Andreea Ciudin, especialista en endocrinología. Posteriormente, derivará el caso a los especialistas que hagan falta: profesionales de hepatología, cardiología, nutrición, psicología, psiquiatría, etc.

La Unidad ha sido pionera en la participación en el proyecto piloto de decisiones compartidas del Hospital impulsado por la Coordinación de Atención Ciudadana y la Unidad de Calidad, que tiene el objetivo de ofrecer una atención centrada en la persona y apoderar el o la paciente en la toma de decisiones sobre su tratamiento. Así, el especialista en endocrinología ofrece al paciente con obesidad información de las alternativas en el tratamiento (por ejemplo, la opción de la cirugía bariátrica o la opción de un tratamiento más conservador), los beneficios y riesgos de cada opción y los posibles impactos en salud. También se reflexiona sobre los diferentes aspectos relacionados con los valores y preferencias de los y las pacientes y, de este modo, paciente y profesional deciden conjuntamente qué abordaje es mejor para la persona. Este final de año se implementará el proyecto para todos los y las pacientes de la Unidad.

2.700 pacientes de la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad se han tenido que operar en el Hospital Universitari Vall d’Hebron, ya que era la mejor estrategia terapéutica para perder peso. Todas las operaciones se hacen por laparoscopia, técnica mínimamente invasiva, y en muchas ocasiones mediante el robot Da Vinci (el Hospital Universitari Vall d’Hebron es el centro del Estado que más cirugías bariátricas robóticas ha hecho hasta el momento). El 20% de las cirugías son de alta complejidad. Se trata de cirugías de revisión, es decir, casos en los que la primera cirugía ha provocado complicaciones y hay que volver a operar mediante otra técnica. “En muchas ocasiones se trata de pacientes operados en otros hospitales y que cuando hay que hacer la cirugía de revisión se derivan al Hospital Universitari Vall d’Hebron, ya que somos centro de referencia en cirugía bariátrica de alta complejidad en Cataluña. Cada año impartimos cuatro cursos de formación en cirugía bariátrica para profesionales de Vall d’Hebron y otros centros”, explica el Dr. Ramon Vilallonga, de la Unidad de Cirugía Endocrina, Metabólica y Bariátrica, que pertenece al Servicio de Cirugía General. Un ejemplo de cirugía bariátrica de revisión es el caso en el que el paciente sufre hipoglucemia días después de hacerle un bypass gástrico. Después de que el endocrinólogo estudie el caso, la persona vuelve a entrar a quirófano para que se le revierta el bypass, se le reconstruya la estructura original y finalmente se le haga una reducción de estómago mediante una gastrectomía vertical. También se trata de una cirugía de alta complejidad cuando hay que tratar un reflujo después de una gastrectomía vertical.

Cuando el tratamiento que tiene que recibir un paciente contempla la cirugía, previamente se hace una criba por parte de profesionales del Servicio de Psiquiatría. Estos psiquiatras determinan la capacidad de comprensión, adaptación y adherencia al tratamiento pre y postquirúrgico del paciente, puesto que “esto permitirá que pueda entender adecuadamente el procedimiento y las pautas que le habrán dado desde Nutrición y Endocrinología y tenga una adherencia al tratamiento correcta que garantice el éxito del procedimiento”, explica la Dra. Sonsoles Cepeda, del Servicio de Psiquiatría y miembro de la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad. Así, “el comité valora también aspectos psicosociales de la persona para asegurar que tiene una estabilidad psicológica y social y descartar vulnerabilidades que interfieran en el tratamiento”, detalla la Dra. Sonsoles Cepeda. Si la persona tiene una adicción, por ejemplo, los profesionales de psiquiatría le ofrecerán el tratamiento adecuado para que pueda abandonarla y esto le permita posteriormente recibir la cirugía pertinente que valore el comité. Hay que destacar también que la Unidad se coordina con los diferentes dispositivos de salud mental de Barcelona que tratan estas personas cuando es necesario.

Otro abordaje que llevan a cabo especialistas en psiquiatría es el uso de la realidad virtual para ayudar a las personas que tienen que recibir una cirugía bariátrica a mejorar el estilo de vida, los hábitos de alimentación y los hábitos de ejercicio físico para que puedan llegar al día de la operación en las mejores condiciones posibles y habiendo ya perdido peso. Se trata del proyecto Sócrates, financiado dentro del programa de la Unión Europea Horizon 2020 y liderato por la empresa catalana Virtual Bodyworks, en colaboración con el Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), IDC Herzliya (Israel) y la Universidad de Maastricht (Países Bajos). Actualmente, el proyecto se encuentra en fase de estudio con pacientes de la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad del Hospital Universitari Vall d’Hebron. Durante las sesiones de realidad virtual, las personas se ven a ellas mismas en forma de avatar, con el objetivo de ser conscientes de su situación, e incluso pueden convertirse en su propio terapeuta y mantener un diálogo motivacional entre las dos partes. Así, a partir de una guía desarrollada por los investigadores, “los pacientes mismos son los que se dan los consejos y recomendaciones para reflexionar y llegar a conseguir el objetivo de cambiar sus hábitos de vida y bajar de peso”, afirma la Dra. Pilar Lusilla, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitari Vall d’Hebron e investigadora principal del proyecto Sócrates del grupo de investigación en Psiquiatría, Salud Mental y Adicciones del VHIR, que también destaca “la aportación de la investigación en las nuevas tecnologías como la realidad virtual para ayudar a los pacientes a adquirir hábitos saludables”.

Otro aspecto clave en el abordaje de la obesidad es la educación nutricional. Marta Comas, nutricionista de la Unidad de Tratamiento Integral de la Obesidad, explica que el objetivo es que los y las pacientes “aprendan a comer más que no estén atrapados en una dieta, que es lo que normalmente han vivido. Se puede comer de todo si se hace con las medidas, cantidades y frecuencia adecuadas”. Estos especialistas llevan a cabo estudios de composición corporal, es decir, de qué está hecho el cuerpo de cada persona y con qué proporción; y estudios de calorimetría indirecta, que es un análisis del consumo del cuerpo en reposo: cuántas calorías consume para hacer las funciones básicas como el cerebro, el corazón, la respiración... De este modo se pueden personalizar las pautas de alimentación para cada paciente.

Investigación para mejorar la atención de la obesidad

Con el fin de entender en profundidad los mecanismos de la obesidad y mejorar su abordaje, el grupo de investigación de Diabetes y Metabolismo del VHIR lleva a cabo investigación básica y clínica que pretende mejorar la atención de los y las pacientes a la práctica clínica. El equipo trabaja de forma coordinada con otros grupos de investigación destacados del Estado a través del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM). Entre sus principales líneas de investigación está el estudio de la obesidad y sus complicaciones (diabetes, deterioro cognitivo o enfermedad de hígado graso), el desarrollo de métodos de predicción de la respuesta a intervenciones de pérdida de peso, la creación de una aplicación móvil para el seguimiento de los pacientes o la validación de herramientas de inteligencia artificial para el análisis de la composición corporal o el hígado graso.

En los últimos meses, el grupo ha iniciado el reclutamiento de pacientes para participar en el ensayo clínico de fase III que probará la eficacia del fármaco tirzepatida para la obesidad. Hasta ahora, esta molécula se había utilizado en pacientes con diabetes tipos II. Este es el primer estudio en el Estado que la probará en personas con obesidad que no presentan esta complicación, la cual aparece solo en un 25-30% de los pacientes. Vall d’Hebron ha sido seleccionado como uno de los grandes centros reclutadores de personas con obesidad como muestra de la excelencia en su abordaje.

Entre sus líneas de investigación también destaca el estudio del impacto de la obesidad en el deterioro cognitivo. Un trabajo en este sentido mostró la relación de la obesidad mórbida con el deterioro cognitivo leve en pacientes jóvenes, gracias al cual los investigadores recibieron el premio a la mejor comunicación oral en el Congreso Nacional de Obesidad 2021 y en el Congreso Catalán de Endocrinología de 2021.
 

“Esta participación directa en el comité de los médicos de familia del territorio es un rasgo distintivo de nuestra Unidad, ya que a menudo estos pacientes vienen derivados de los CAP (Centros de Atención Primaria) y estos profesionales son los que mejor conocen a los pacientes”

Compartir:

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.