La XI Jornada de la Migraña en Cataluña avanza hacia la medicina personalizada y la coordinación de los sistemas de salud

El 40% de les personas que sufren migraña está infradiagnosticada y cae en la automedicación. Una detección precoz y personalizada puede ofrecer un mejor tratamiento para la primera causa de discapacidad en menores de 50 años.

16/09/2022

La migraña es uno de los dolores de cabeza más desconcertantes. Cada día, 82 millones de personas tienen un ataque de migraña que no le permite hacer vida normal. Se calcula que esta enfermedad cuesta unos 111.000 millones a la Unión Europea y 1.800 millones al Estado. Aunque las cifras mareen, aún plantea preguntas, principalmente, porque las migrañas tienen un componente individual. El neurólogo y escritor Oliver Sacks llegó a describir hasta un centenar de variedades. Para avanzar en el conocimiento de esta patología, cada año, el Servicio de Neurología del Hospital Universitario Vall d’Hebron, la Sociedad Catalana de Neurología (SCN) y la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC), celebran un encuentro donde intercambian novedades en el diagnóstico, tratamiento y conocimiento de la migraña. Este año, la XI edición de la Jornada de la Migraña en Cataluña ha tenido lugar en el Hospital Universitario Vall d’Hebrón, con el objetivo de mejorar la atención del paciente, coger perspectivas y compartir con todos los especialistas de manera multidisciplinar la realidad actual de la migraña y la continuidad asistencial. En total, han participado más de 250 profesionales de manera virtual y presencial.

Primera causa de discapacidad en menores de 50 años

El programa científico ha contado con dos mesas redondas. La primera, “Migraña, sociedad y sistema sanitario”, ha sido moderada por la Dra. Patricia Pozo Rosich, responsable de la Unidad de Cefalea del Hospital Universitario Vall d’Hebron y jefa del Grupo Investigación en Cefalea y Dolor Neurológico del VHIR (Vall d’Hebron Instituto de Investigación), que ha hablado de la enfermedad. La migraña no mata, pero incapacita. Es la principal causa de discapacidad en menores de 50 años, sobre todo, en las mujeres, y esto tiene graves consecuencias sociales y económicas. “Estamos hablando de la franja de edad más productiva”, ha destacado la Dra. Patricia Pozo Rosich. “El principal reto es detectar de forma correcta los y las pacientes con migraña y por eso es clave una atención personalizada, para poder ofrecer el mejor tratamiento y optimizar su efectividad y seguridad”, ha añadido. Hoy por hoy, el diagnóstico se hace con criterios clínicos. El equipo de la Dra. Patricia Pozo Rosich trabaja en un test que funciona con saliva y con el que se obtendría una radiografía personalizada del paciente.

El doctor  Jordi Sanahuja, del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Arnau de Vilanova, ha cogido el relevo para tratar sobre el estigma. De la migraña se sabe que no es un simple dolor de cabeza. Es una enfermedad genética que se presenta a través de ataques recurrentes de cefalea y otros síntomas como hipersensibilidad a la luz, al ruido, al movimiento, náuseas o alteraciones cognitivas. Los ataques pueden alargarse entre 4 y 72 horas. Y mientras hay personas que sufren migraña una vez al año, otras sufren migrañas crónicas dos veces cada semana. Se calcula que 4,5 millones de personas sufren migraña en el Estado, 900.000 en Cataluña. El 18% son mujeres; un 12%, hombres, y un 6%, niños. Paloma Amil Bujan, responsable del Programa Paciente Experto Cataluña, ha analizado el modelo de atención a la enfermedad crónica. Y Maria Queralt Gorgas, del servicio de Farmacia de Vall d’Hebron, lo ha hecho del acceso a los tratamientos.  

El sistema sanitario hace tiempo que combina la asistencia a pacientes con investigación para intentar entender la salud de las personas con migraña y cómo funciona su cerebro. Una explicación científica es que las migrañas se producen cuando las células nerviosas del cerebro generan una actividad eléctrica intensa que afecta algunas funcionalidades del cuerpo como la vista, el lenguaje, el equilibrio, la coordinación muscular y la sensibilidad. El dolor de cabeza es culpa de la estimulación del nervio trigénimo y de la liberación de sustancias que provoca la inflamación de los vasos sanguíneos cerebrales y las meninges, las capas de tejido que protegen el cerebro. Para que se entienda, la Dra. Patricia Pozo Rosich explica que una persona con migraña tiene dificultades para adaptarse al entorno. Es decir, al grito de fuego, un cerebro sano ignora el ruido de unas obras a casa del vecino, pero un cerebro con migraña tiene afectada esta capacidad adaptativa y no puede minimizar el ruido. Si imaginamos que el cerebro funciona como un ordenador, un ruido repetitivo o una luz muy intensa pueden desencadenar un ataque en un cerebro migrañoso, porque tiene demasiados programas en funcionamiento y se “cuelga”. Y esta reacción es la que provoca la inflamación de las meninges y el dolor de cabeza.

Coordinación del sistema sanitario: el 40% no tiene un diagnóstico correcto

En la segunda mesa redonda, moderada por las doctoras Marta Torres i Anna Aymamí, se ha defendido la continuidad asistencial de la migraña. Se ha incidido en la coordinación de los diferentes servicios. Del tratamiento de una crisis y de un código cefalea en Urgencias, han hablado las doctoras, Clàudia Caselles, de Urgencias de Vall d’Hebron, y Natàlia Mas, especialista en Neurología de la fundación Althaia. Las doctoras Carme Gisbert, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del CAP Provençals de Barcelona, y la Dra. Laura Dorado, del servicio de Neurología del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, lo han hecho sobre el diagnóstico y seguimiento a la atención primaria. El 90% de los pacientes son diagnosticados y tratados de manera ambulatoria y no requieren un neurólogo especialista. Un 10% necesita ir al especialista porque presenta otros síntomas o por resistencia a tratamientos estándares. La colaboración de todos los sistemas mejoraría la atención a estos pacientes. Un 40% no tiene un diagnóstico correcto y cae en la automedicación. Y el 75% tarda dos años a tener el diagnóstico adecuado.

Por su parte, las doctoras Rosa Ripollès, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, y Jessica Garcia, especialista en Neurología, han  abordado el trabajo a las consultas y los tratamientos preventivos y avanzados. Actualmente, hay un amplio arsenal de fármacos, pero pasa que un porcentaje alto de pacientes no toma la medicación adecuada por falta diagnóstico correcto. Los dos principales tratamientos son por ataques agudos –analgésicos– y preventivos. Cuando los ataques son frecuentes y afectan la vida de las personas, se pueden recetar fármacos para prevenir las migrañas como hipertensivos o antidepresivos, si el mal se asocia a drepresión o problemas de sueño.

Finalmente, las doctoras Angelina Aumala y Neus Fabregat, especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y en Neurología, respectivamente, han tratado la interconsulta y las comorbididades ambulatorias y hospitalarias. Para acabar, antes de hacer entrega del premio al mejor proyecto del 5.º Curso de Actualización en Cefalea, los doctores Edoardo Caronna, especialista en Neurología de Vall d’Hebron, y Xulian Mozo, del servicio de Psiquiatría de la Clínica Galatea, han hecho visible una realidad, la del personal sanitario enfermo.

"El principal reto es diagnosticar de manera correcta a los pacientes con migraña y para ello es clave una atención personalizada, con el fin de poder ofrecer el mejor tratamiento y mitigar el dolor"

Compartir:

Suscríbete a nuestros boletines y forma parte de la vida del Campus

Selecciona el boletín que quieres recibir:

La aceptación de estas condiciones, supone que da el consentimiento al tratamiento de sus datos personales para la prestación de los servicios que solicita a través de este portal y, si procede, para hacer las gestiones necesarias con las administraciones o entidades públicas que intervengan en la tramitación, y su posterior incorporación en el mencionado fichero automatizado. Podéis ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndoos por escrito a web@vhebron.net, indicando claramente al asunto "Ejercicio de derecho LOPD".
Responsable: Fundació Hospital Universitari Vall d’Hebron – Institut de Recerca.
Finalidad: Gestionar el contacto del usuario.
Legitimación: Aceptación expresa de la política de privacidad.
Derechos: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de los datos, limitación y oposición a su tratamiento. 
Procedencia: El propio interesado.